piragüismo campeonatoS de europa

Siete metales en Belgrado

  • España concluye la cita continental con una medalla de oro en K4 500

Craviotto, Toro, Cooper y Germade, durante la final de K4 500, en la que los españoles se impusieron a Alemania en un esprint muy ajustado. Craviotto, Toro, Cooper y Germade, durante la final de K4 500, en la que los españoles se impusieron a Alemania en un esprint muy ajustado.

Craviotto, Toro, Cooper y Germade, durante la final de K4 500, en la que los españoles se impusieron a Alemania en un esprint muy ajustado. / KOCA SULEJMANOVIC / efe

España cerró con siete medallas los Campeonatos de Europa de piragüismo en la modalidad de sprint y paracanoe y se consolidó entre las grandes potencias continentales. Tres de esos metales fueron de oro, otros tantos de bronce y uno de plata.

El K4 500 español, compuesto por los campeones olímpicos Saúl Craviotto, Cristian Toro y Marcus Cooper y el campeón mundial Rodrigo Germade, obtuvo el oro en el medio kilómetro tras un final de infarto. En un duelo titánico, se impuso por 14 milésimas y menos de nueve centímetros a la tripulación alemana, gran dominadora de esta disciplina en los últimos años.

El segundo oro para España llegó tras una gran carrera del castellano-manchego Carlos Garrote en K1 200. El palista dirigido por Luis Brasero alcanzó la línea de meta tan agotado que cayó al agua nada más rebasarla. "Aún no me creo que sea campeón de Europa", dijo.

Craviotto y Toro, campeones olímpicos de K2 200, añadieron el título a su palmarés venciendo con autoridad en la regata que los coronó como campeones de Europa. "Estamos supercontentos", declaró un Craviotto que no quiere obviar los pequeños errores. "Hubo cuatro detalles que podemos mejorar", subrayó.

Por su parte, el balear Marcus Cooper y el gallego Rodrigo Germade subieron al podio en K2 500. El desenlace fue tan ajustado que los españoles compartieron la medalla de plata con la pareja rusa, conformada por Postrygay y Pogreban, por decisión de los jueces. La victoria en este caso fue para los húngaros.

Los bronces llegaron por otro lado. Dos regatistas pontevedreses, Adrián Sieiro y Sergio Vallejo, fueron terceros en la modalidad de C2 200. El vasco Iñigo Peña y el manchego Francisco Cubelos hicieron lo propio en la final de K2 1000.

En la prueba de K4 1000, la tripulación integrada por los asturianos Javier Hernanz y Pelayo Roza, el vasco Aitor Gorrotxategi y el gallego Rubén Millán logró el bronce restante para España.

Además, el paralímpico sevillano Javier Reja obtuvo una séptima plaza en paracanoe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios