España-Malta en Carranza Así fueron las anteriores visitas de la selección española de fútbol a Cádiz

  • Los partidos del combinado nacional en Carranza, a través de las crónicas publicadas en Diario de Cádiz

David Villa pugna con un defensor rumano en el encuentro disputado en Carranza en noviembre de 2006. David Villa pugna con un defensor rumano en el encuentro disputado en Carranza en noviembre de 2006.

David Villa pugna con un defensor rumano en el encuentro disputado en Carranza en noviembre de 2006. / D.C.

La del próximo 15 de noviembre será la quinta vez en cuarenta años que la selección española de fútbol visite Cádiz y la primera que lo haga para disputar un partido oficial, tras los amistosos frente a Dinamarca, Hungría, Polonia y Rumanía. El encuentro ante Malta, valedero para la fase de clasificación de la Eurocopa de 2020, traerá trece años después a Carranza a las grandes figuras del fútbol nacional, entre los que podrían encontrarse los gaditanos Suso y Luis Alberto.

Así contó Diario de Cádiz las anteriores visitas de La Roja a Carranza: 

España-Dinamarca (1-3) 14/11/1979

En la previa del España-Malta de clasificación para la Eurocopa de 2020 se cumplirán cuarenta años de la primera visita de la Selección Española a Cádiz, el 14 de noviembre de 1979 para enfrentarse en partido amistoso a Dinamarca. El encuentro suscitó una gran expectación en la ciudad y ya antes del choque tres mil espectadores acudieron al entrenamiento del combinado nacional en Carranza. El partido, en cambio, no estuvo a la altura de lo esperado y el equipo de Kubala cayó 1-3 ante la selección entonces dirigida por Sepp Piontek con tantos de Larsen, Berthelsen y Soerensen. El debutante Mesa marcó para los locales. 

La crónica publicada en Diario de Cádiz el 15 de noviembre, titulada '1-3. La selección española, de pena' y con firma de Paco Perea, fue muy dura con los de Kubala, como puede comprobarse en este extracto: "¡Pobre fútbol español! No sólo soportó la goleada que le vino encima, sino que, además, padeció un aniquilamiento tenaz, despiadado, al borde de caer -yo diría que, efectivamente, cayó- en el más espantoso de los ridículos. Hacía tiempo que no veía a un equipo de fútbol triturar a otro de una forma tan despiadada. Como un tormento, como una implacable pesadilla. ¡Pobre fútbol español!".

Una imagen del España-Dinamarca disputado en Carranza, con la antigua torre de preferencia al fondo. Una imagen del España-Dinamarca disputado en Carranza, con la antigua torre de preferencia al fondo.

Una imagen del España-Dinamarca disputado en Carranza, con la antigua torre de preferencia al fondo. / JUMAN

En la portada del periódico, adornada con una foto del partido obra de Juman, podía leerse: "La selección no correspondió. Extraordinariamente respondió Cádiz y su provincia a la presencia de la selección absoluta de fútbol de España en el Ramón de Carranza. No fue obstáculo ni lo desapacible de la noche, ni el 'flojo' rival para que las gradas del estadio gaditano presentaran prácticamente un lleno completo. Miles de banderas españolas saludaron la presencia de nuestro equipo en el césped y jamás faltaron los alientos del público durante el encuentro, pese a la marcha del marcador. En definitiva, Cádiz respondió excelentemente a esta llamada internacional. No, en cambio, los que vistieron de corto la camiseta roja, que rivalizaron en mal fútbol y desaciertos, proporcionando al palmarés español una derrota en un escenario de triunfos".

España-Hungría (0-1) 18/01/1984

Casi cinco años tardó la selección absoluta en volver a Cádiz tras su derrota frente a Dinamarca y lo hizo para volver a perder, esta vez en un amistoso ante Hungría. El combinado nacional llegaba a Carranza en plena euforia tras el histórico 12-1 a Malta que le clasificó para la Eurocopa del 84 -en la que acabaría siendo finalista y cayendo con Francia en la final-, pero las buenas sensaciones se evaporaron ante el conjunto magiar.

La crónica firmada por Otero Bada destacó que "España no pudo con el pressing de Hungría. Los magiares frenaron con eficacia todas las penetraciones hispanas. Los de Muñoz carecieron de garra, ideas y efectividad de cara al gol". Ya en el texto, el cronista de Diario de Cádiz destacó que "el único espectáculo que pudo contemplar anoche en el internacional amistoso del Carranza fue el que ofreció la afición gaditana -animosa y jaleante- en las gradas del viejo estadio municipal. Sí, porque lo que es fútbol, fútbol de calidad sólo apareció, a ráfagas, construído desde las líneas húngaras".

El visitante Garaba aprovechó un error del meta español para firmar el 0-1 en el estadio gaditano, en un partido en el que la selección de Miguel Muñoz saltó al campo formada por Buyo, Sánchez, Goicoechea, Maceda, Camacho, Gordillo, De Andrés, Señor, Carrasco, Santillana y Rincón. También jugaron Sarabia, Francisco y Salva.

España-Polonia (3-0) 26/03/1986

A la tercera llegó la vencida para la selección española en Carranza. No había tenido suerte hasta entonces el público de Cádiz, que por fin pudo ver una victoria de los suyos en el encuentro amistoso frente a la potente Polonia de Boniek -tercera en el Mundial de España 82'- previo a la Copa del Mundo que se disputaría en México.

Julio Salinas intenta regatear a un jugador polaco en 1986. Julio Salinas intenta regatear a un jugador polaco en 1986.

Julio Salinas intenta regatear a un jugador polaco en 1986. / Kiki

El conjunto de Miguel Muñoz venció y convenció en Carranza, según la crónica firmada por Carlos Medina para Diario de Cádiz. "España, sensacional. Apabulló a la selección polaca a la que pudo marcar más goles", comentó, añadiendo que "la afición gaditana estuvo magnífica y apoyó, en todo momento, al equipo nacional".

Ya en el texto, Medina resaltó que "la selección española jugó su mejor partido en la preparación para el Mundial de Méjico. Tenía que ser, precisamente, en Cádiz, donde el equipo español no conocía la victoria en sus dos anteriores encuentros. Y lo fue, además, ante el rival más fuerte que ha tenido en esta fase de pruebas y ensayos: ante el equipo polaco, tercero en el último Mundial. Pero Polonia fue anoche barrida, principalmente en el primer tiempo, por una selección española que parece un equipo de club, tal es la compenetración de sus hombres y tal es el espíritu de lucha de sus jugadores".

Butragueño, que sería la gran figura española en México, Calderé y Julio Salinas fueron los autores de los goles para la selección española en una tarde-noche de fiesta en Carranza. 

Un lance del España-Rumanía disputado en Carranza. Un lance del España-Rumanía disputado en Carranza.

Un lance del España-Rumanía disputado en Carranza.

España-Rumanía (0-1) 15/11/2006

Veinte años tardó la selección en regresar al Carranza, esta vez para medirse en un nuevo amistoso a Rumanía. Eran tiempos de transición para el equipo de Luis Aragonés, que fue cuestionado por el público gaditano tras sumar una nueva derrota en La Tacita (0-1) tras caer merced a un tanto del rumano Marica.

Tras la decepción que había supuesto el Mundial de 2006 y la salida de pesos pesados del equipo como Raúl o Albelda, en las alineaciones del Sabio de Hortaleza comenzaban a figurar hombres clave para el exitoso futuro de La Roja como Sergio Ramos, David Silva, Cesc Fábregas o Villa. En el once de España también hubo un gaditano, el central Juanito, del Betis. Era el germen de la selección campeona de Europa en 2008... pero entonces, visto lo visto en Cádiz, pocos o ninguno podían imaginarlo.

Francisco José Jiménez tituló con un elocuente "Enésima señal de descomposición" su crónica en Diario de Cádiz, añadiendo que "la nueva España de Luis Aragonés vuelve a mostrarse como un equipo de fuegos de artificio, con buena apariencia pero nula efectividad". La guasa de Cádiz apareció como respuesta al nulo espectáculo ofrecido por La Roja, subrayando que "el ambiente festivo y blandengue del inicio se tornó en sorna y cachondeo en el final viendo el espectáculo de un equipo que no levanta cabeza. Sonó el 'esto sí que es una chirigota' y el 'Luis, vete ya' para que alguien con mando tome nota. Es para nada porque no hay mayor sordo que quien no quiere oír, pero por Cádiz que no quede".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios