Deportes

Volver a La Línea buena

  • El Cádiz visita hoy a la Balona en un derbi marcado por la necesidad de ambos conjuntos. Los amarillos afrontan toda una prueba después de la gran decepción sufrida en Sevilla.

La inesperada derrota frente al Betis B es el principal enemigo del Cádiz que esta tarde se presenta en el Municipal de La Línea, donde el margen de error no existe si el equipo aún pretende albergar alguna esperanza de acabar la fase regular en primera posición. La semana pasada dejó escapar una flamante ocasión, de ahí a que ahora exista un claro propósito de enmienda para arreglarlo en el derbi contra la Balona.

El 3-2 encajado en la ciudad deportiva Luis del Sol ha reabierto una herida que el cadismo daba por cerrada, pero que vuelve a sangrar. Unas dudas que han regresado a la afición y, lo que puede ser más preocupante, al núcleo humano del vestuario. Las victorias consecutivas sobre Real Murcia, Melilla, San Roque de Lepe y Linares hicieron planear al conjunto de Claudio Barragán sobre un escenario muy favorable, si bien el traspié ante el filial bético ha desatado la tormenta en un horizonte que parecía despejado.

La Línea debe ser hoy la vuelta a la normalidad, el regreso a la senda del triunfo y el mejor mensaje para una masa social, la cadista, que ha llenado seis autobuses y que también realizará el trayecto en coches particulares para acompañar a su equipo. Pero todo esto son palabras, teoría, que habrá que plasmar contra un conjunto difícil a pesar de que no está realizando una buena campaña. La Balona siempre es la Balona, y aunque está limitada por varias bajas sensibles no entregará la cuchara tan fácilmente.

Claudio se ha encargado de confirmar esta semana lo que todos sospechaban. Ya dijo en la rueda de prensa posterior al Betis B-Cádiz que habría que tomar decisiones, y el pasado viernes se reafirmó en su intención de hacer cambios más allá del que supone reemplazar al sancionado Andrés Sánchez. Hubo cosas de su equipo que no le gustaron lo más mínimo y entiende que el fondo de armario que supone una plantilla como la amarilla debe dar para mucho más. Ahí radica una de las diferencias entre los dos contendientes del duelo de hoy. Luis Pavez sustituirá al sancionado Andrés, mientras que Aridane -que ha estado esta semana con leves molestias- o Migue González podrían dejar su lugar a Servando, en lo que supondría una notable variante en el centro de la defensa.

Por delante, en la medular, la cuestión radica primero en la elección del preparador en cuanto a optar por un doble pivote o el trivote que puso en tierras sevillanas. La primera opción podría mandar al banquillo a Abel Gómez -desconocido frente al Betis B- para que David Sánchez y Nana asumieran la titularidad. En los extremos se puede dar por segura la titularidad otra vez de Álvaro García, mientras que la baja de Salvi abre de nuevo el abanico en el otro lado a Carlos Calvo, Lolo Plá y Fran Machado, si bien estos dos últimos son dudas por problemas físicos.

Y la punta de ataque también entra en la quiniela de variaciones si, como parece, Jandro recupera protagonismo en la mediapunta, muy posiblemente por detrás de Dani Güiza, sin descartar que Despotovic se hiciera fuerte en ese puesto debido al flojo partido del jerezano en Sevilla.

Si elige un trivote, como frente al Betis B, también se puede caer Abel Gómez aunque en este caso sólo quedaría Mantecón como la opción más lógica. No obstante, Claudio Barragán ha demostrado ya esta campaña que no le tiembla el pulso a la hora de cambiar contra pronóstico algunos puestos del once.

Además de la ausencia del sancionado Andrés Sánchez, cabe recordar que Salvi y Xavi Carmona continúan lesionados desde hace dos semanas, mientras que persiste la duda en cuanto al estado físico de Aridane, Fran Machado y Lolo Plá.

La clasificación es el día a día del equipo amarillo, que se ve claramente en el play-off a la espera de que el esprint final le ubique en la plaza desde la que buscará el asalto de categoría. Lo seis puntos de ventaja del líder Real Murcia siguen pesando, pero es que los cuatro del UCAM, que es segundo, pueden ir a más si los universitarios se imponen en el derbi a La Hoya y los amarillos no ganan en La Línea. Esta situación también daría opciones al Sevilla Atlético para soñar con la tercera posición. Objetivo: evitar todo eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios