Deportes

Toque de atención al Barça

  • Los azulgranas acusan la falta de rodaje en la derrota ante un Liverpool que jugó con más intensidad Luis Suárez y Messi aparecieron muy poco

El Barcelona acabó goleado en Wembley ante el Liverpool en un partido en el que los de Luis Enrique pagaron muy caro sus errores y la falta de rodaje ante un rival que los castigó con dureza.

De salida jugaron los de Luis Enrique con mucha tibieza de salida frente a un rival físico, que iba a por todas y que encerró a los azulgrana sólo jugando con mucha intensidad. Así, el 1-0, obra de Mane en el minuto 15, fue un resumen de lo que se estaba viendo sobre el césped de Wembley, con los reds más metidos en el choque. No obstante, poco a poco, el Barça se entonó y mandó en el partido, gozando de una clara ocasión en las botas de Luis Suárez, cuyo disparo se estrelló en el palo izquierdo de la meta de Mignolet. Un serio aviso de un Barça que hasta el descanso fue mejor que el Liverpool, aunque su dominio fue infructuoso. De hecho, Coutinho estuvo muy cerca de incrementar la ventaja inglesa si no llegar a ser por una buena intervención de Ter Stegen.

Si el inicio del partido no fue bueno para el Barça, el de la segunda aún fue peor, porque en tres minutos el equipo de Jürgen Klopp logró dos goles y decidió el partido. En el 2-0, una mala salida de balón de Mathieu le dio la oportunidad al Liverpool de montar un contraataque que Henderson concretó en el minuto 47, y uno más tarde, un error de Busquets permitió una acción de Origi que acabó en gol, en propia meta, de Mascherano. Grujic sorprendió a Bravo con un remate de cabeza parabólico para cerrar el partido con el cuarto tanto, que fue un fiel reflejo de la floja imagen que ofrecieron los de Luis Enrique.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios