Deportes

Punto final a la mala racha en El Rosal

  • El Cádiz B deja atrás un enero para olvidar tras ganar al Montilla

El Cádiz B puso ayer punto y final a un mes de competición para olvidar en el que había perdido todos los puntos en juego, un total de 12. Ante el colista Montilla, el filial amarillo echó mano de coraje para lograr el triunfo sin jugar bien al fútbol, aunque lo cierto es que en este caso era lo de menos debido a la urgencia clasificatoria.

Pudo empezar más que bien el choque para el conjunto de Juanma Carrillo si José Mari, a los 30 segundos, hubiera mandado al fondo de la red una llegada muy clara. El ariete no tuvo la fortuna de marcar y debió esperar media hora para conseguirlo, un tiempo en el que el dominio estuvo más o menos repartido pero sin acercamientos a las área. Rompió esa dinámica Manuel Caballero con una internada rápida por la derecha que desembocó en un pase al área donde José Mari, tirándose al césped, mandó el esférico al lado contrario al que se tiró el portero visitante.

El tanto envalentonó al avispado ariete isleño, que en el 38' firmó una de las acciones más bonitas del encuentro que mereció acabar en gol por su lucha y habilidad para pelear el esférico entre dos contrarios. Lástima que Manolo despejara su tiro.

La segunda parte comenzó como la primera, con un ataque rápido de los amarillos en el que Juanmi superó al portero pero, en posición algo escorada, estrelló el balón en el poste. No se producía el buen juego que se suele esperar del Cádiz B, aunque la sensación de control era evidente. Más aún con el segundo tanto, parecido al primero, pero esta vez con Israel y Manuel Caballero, el anotador, como protagonistas.

Sin embargo, al equipo de Carrillo le pasó lo de otras veces. Un error, una indecisión en el despeje al borde del área, dejó un balón muerto a Hugo, que de chut raso la colocó junto al poste derecho de Borja. El guión estaba ya escrito: tocaba sufrir. Y así fue por el empuje, que no ocasiones, de un Montilla que se quedó en inferioridad numérica por una entrada fuera de lugar a cargo de Wlady, que pagó su rabia con Israel. Pudo sentenciar la contienda el Cádiz B con dos contragolpes en superioridad, aunque al no hacerlo dejó margen al rival para soñar con un empate que no se produjo y que, de haber llegado, hubiera sido injusto.

La victoria aporta una buena dosis de oxígeno al filial amarillo para mantener una ventaja relativamente cómoda sobre la zona de descenso, si bien Carrillo necesita recuperar a los lesionados -a Polo le restan dos semanas- y que jugadores determinantes como Juanma, Sergio y Gaby recuperen su mejor versión. Las ausencias provocaron que ayer debutara Michelle, defensa italiano que milita en el Balón.

Cádiz B: Borja, Sergio, Gasca, Gaby, Michele, Juanmi, Alberto (Rubén Cervera, 67'), Titi Romero (Juanma, 60'), José Mari (Japón, 77'), Israel y Manuel Caballero. Montilla: Manolo, Eloy, Siles, Núñez, Chía, Cisco, Adrián (Jesús, 77'), Yoyo (Alfonso, 67'), Ito, Wlady y Miguel Ángel (Hugo, 46'). Goles: 1-0 (31') José Mari. 2-0 (53') Manuel Caballero. 2-1 (59') Hugo. Árbitro: Risueño Romero (sevillano). Muy protestado por los dos equipos. Expulsó con doble cartulina amarilla al local Rubén Cervera (91') y con roja directa al visitante Wlady (78'). Amonestó a los cadistas Sergio e Israel, y a los montillanos Adrián y Hugo. Incidencias: Algo menos de 100 espectadores en el campo número 4 de El Rosal, Mañana fría y con fuerte viento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios