fútbol liga de campeones

Naufragio del Valencia

  • El equipo de Marcelino, con uno más durante una hora tras la expulsión de Cristiano, cae ante la Juventus con dos penaltis convertidos por Pjanic

Cristiano Ronaldo llora sobre el césped de Mestalla tras ser expulsado por un rifirrafe con Murillo. Cristiano Ronaldo llora sobre el césped de Mestalla tras ser expulsado por un rifirrafe con Murillo.

Cristiano Ronaldo llora sobre el césped de Mestalla tras ser expulsado por un rifirrafe con Murillo. / juan carlos cárdenas / efe

La Juventus se llevó la victoria en Mestalla ante el Valencia al imponerse por 0-2, gracias a dos penaltis transformados por Pjanic, a pesar de jugar en inferioridad numérica durante más de una hora tras la expulsión con roja directa de Cristiano Ronaldo.

El Valencia saltó al terreno de juego con mucha intensidad tras tres años sin jugar la Champions, aunque al primer aviso de la Juventus, con un remate en semichilena de Mandzukic, se despertaron los temores.

Los italianos pasaron a controlar el partido y encontraron en la banda derecha del Valencia un filón para poner en muchos problemas a la zaga local. Cristiano Ronaldo y Bernardeschi entraban desde ese flanco una y otra vez con buenos centros al área.

Así, Khedira perdonó de nuevo cuando, completamente solo en el punto de penalti, disparó fuera una buena cesión de Bernardeschi. El Valencia era un coladero por las bandas y el gol de la Juventus parecía ser sólo cuestión de tiempo.

Bernardeschi y Matuidi desperdiciaron una doble ocasión, que entre el meta Neto y Murillo conjuraron milagrosamente. Sin embargo, las cosas empezaron a torcerse para el equipo turinés cuando a los 20 minutos perdía por lesión a Kedhira y ocho después a Cristiano Ronaldo por expulsión.

El luso dio con el antebrazo en la cara a Murillo en la carrera de desmarque y posteriormente le cogió del pelo en el suelo. El árbitro consultó con su asistente de fondo y decretó la roja directa para el astro portugués, que incrédulo se lanzó al suelo llorando, mientras Mestalla lo celebraba.

El Valencia, en superioridad numérica, pasó a dominar el partido y Batshuayi, en una gran acción personal, a punto estuvo de marcar el primero.

Cuando mejor jugaban los locales, llegó un contragolpe de la Juventus, en el que Cancelo mandó un disparo al travesaño. El lateral peleó el rechace y metió la cabeza cuando Parejo trataba de controlar el balón con la pierna en alto. El árbitro señaló penalti y Pjanic lo transformó.

El ímpetu con el que el Valencia salió en la reanudación se frenó en seco cuando Brych señaló un nuevo penalti a favor de la Juve, tras un forcejeo entre Murillo y Chiellini, que de nuevo Pjanic marcó.

El partido se ponía muy cuesta arriba para las huestes valencianistas, que, pese a jugar en superioridad numérica, no encontraban la forma de hacerle daño al experto conjunto italiano. Pero nada. Ni siquiera con un penalti en el añadido, fallado por Parejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios