vela clase rs:x

Moreno no tira la toalla para ir a unos Juegos

  • El gaditano denuncia que la Federación Española lo ha marginado en beneficio de otros con peores resultados

Juan Manuel Moreno posa junto a una tabla de su clase, la RS:X. Juan Manuel Moreno posa junto a una tabla de su clase, la RS:X.

Juan Manuel Moreno posa junto a una tabla de su clase, la RS:X. / fav

El de Juan Manuel Moreno es un caso insólito en tanto en cuanto ha pasado de ser uno de los aspirantes a representar a España en unos Juegos Olímpicos a ser objeto de la discriminación más absoluta por parte de los responsables de formar los equipos olímpicos dentro de la Real Federación Española de Vela (RFEV). Sin embargo, y lejos de tirar la toalla, Moreno saca pecho y tira de recursos propios para demostrar que realmente es una apuesta ganadora, al tiempo que hace un llamamiento a los posibles patrocinadores que le ayuden a cumplir su objetivo.

Hablamos con el portuense días antes de que comience la XIV Regata de Año Nuevo en la Bahía de Cádiz, prueba que supondrá el primer test después de tres meses entrenando duro bajo las órdenes de una de las personas que le enseñó a navegar y que no ha dudado en ayudarle al conocer su situación, el deportista Jaime Andrés Castro.

Moreno se muestra animado: "Estoy con muchas ganas de acudir a unos Juegos. Después de tres campañas olímpicas y con toda la experiencia que tengo, creo honestamente que tengo todas las herramientas para ir a una Olimpiada. Ahora, con la ayuda de Jaime, más todavía, él fue quien me enseñó a navegar junto con Camilo Moreno. Al conocer la situación en la que estaba, no ha dudado en entrenarme".

El windsurfista se refiere a lo ocurrido con la RFEV: "Todo comenzó el pasado año cuando quedé tercero en la selección para formar el equipo de RS:X (la modalidad olímpica del windsurf) y, sin embargo, la RFEV decidió dejarme fuera por motivos que no fueron precisamente deportivos. En ese momento dejaron de ayudarme, me hice invisible para ellos y, mientras ayudaban a otros que quedaron bastante por detrás de mí, yo veía que me mantenían al margen de absolutamente todo. No era un tema de recursos porque como digo, en mayor o menor medida, ayudaban al resto".

El gaditano tiene claras las razones de ese comportamiento: "Esto ocurre en el momento en el que Asier Fernández entra en la RFEV como entrenador olímpico. Él ha sido en las tres últimas campañas el entrenador del equipo balear, nuestros rivales directos, de Iván Pastor y de mí. Sin embargo, nunca consiguieron ganarnos, siempre estábamos Iván y yo por delante. De modo que en el momento que accede al cargo, a mí me pisa y mete a uno de esos niños tirando de una estrategia espectacular".

Un escándalo que, sin embargo, nadie le notifica: "Nadie me comunica nada oficialmente, me han tratado como si no existiera, simplemente dejaron de contar conmigo. Yo envié un correo contando mi situación al Comité de Preparación Olímpica (CPO), que está por encima de Asier, y solo recibí una respuesta extraoficial (por WhatsApp) de que se iba a exponer mi caso, pero lo último que he sabido es que el responsable del CPO se marcha por no estar de acuerdo con la manera en que se están haciendo las cosas".

Cuenta el regatista que fue la Federación Andaluza de Vela (FAV) la primera que levantó la liebre al ver cómo lo dejaban fuera de las concentraciones: "Pero lo único que consiguió fueron respuestas absurdas, como que de pronto yo no reúno las características físicas, que no tengo la altura necesaria cuando ahí están otros más bajos que yo y menos competitivos".

Ante tales injusticias, el andaluz decide actuar y comenzar un proceso para prepararse a fondo y dejar en evidencia a los responsables de su situación: "Al menos para que lo tengan más difícil a la hora de excluirme". Es entonces cuando comienzan los entrenamientos con Jaime Andrés: "La progresión en estos últimos meses está siendo brutal y espero poder demostrarlo en regata. Jamás en mi vida deportiva he tenido un entrenador en el agua en el que confiara al cien por cien, siempre he tenido entrenadores que imponían otros y en muchos casos sus intereses no estaban conmigo".

En este camino también le ayuda Fidias: "No me canso de agradecer su apoyo porque es vital para mi preparación física, es como tener un centro de alto rendimiento privado". En apenas una semana se podrá comprobar el momento deportivo de Moreno ya que participará en la regata de Año Nuevo, que se celebrará en aguas de la Bahía de Cádiz entre los días 27 y 30 del presente mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios