Última hora Ya están a la venta las entradas para el segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

Motociclismo

El gaditano Marcos Ramírez acaba sexto en el Gran Premio de Malasia

  • El piloto conileño se coloca a un punto del podio final del Mundial de Moto3 a falta de una prueba

Marcos Ramírez trazando una curva a derechas con su moto. Marcos Ramírez trazando una curva a derechas con su moto.

Marcos Ramírez trazando una curva a derechas con su moto. / leopard racing

El italiano Lorenzo dalla Porta (Honda) se adjudicó su cuarta victoria de la temporada al vencer el Gran Premio de Malasia de Moto3, que se disputó en el circuito de Sepang, por delante de los españoles Sergio García (Honda) y Jaume Masiá (KTM), quien remontó desde la última posición que ocupó en la parrilla de salida.

No comenzó con demasiada fortuna la carrera para el español Jaume Masiá, 11º en la formación de salida, a quien se le paró el motor de su KTM en la vuelta de formación y tuvo que ser ayudado por las asistencias del circuito para recuperar la moto en una camioneta e intentar reparar y salir desde la calle de talleres.

Conseguido el objetivo, Masiá se tuvo que pegar la primera gran carrera a pie para llegar hasta su moto y salir a la vuelta de calentamiento y poder ocupar la última plaza en la salida.

El español Albert Arenas (KTM), que salía desde la cuarta posición, segunda línea, apuró la frenada a final de recta para sorprender por el interior al autor del mejor tiempo en los entrenamientos, el conileño Marcos Ramírez (Honda), que intentó recuperar la posición sin éxito, no así el japonés Tatsuki Suzuki (Honda), quien sí logró su objetivo y pasó a comandar la carrera en las dos primeras vueltas ya que en la tercera Ramírez consiguió el liderato.

Pero ese tirón inicial hizo una primera criba en la que diez pilotos consiguieron adelantarse al resto del pelotón, en el que Jaume Masiá ya había conseguido escalar en esa tercera vuelta desde la última posición a la 11ª después de ser 16º en la primera vuelta.

Apenas una vuelta más tarde Suzuki había vuelto a recuperar la primera plaza y el grupo nuevamente se compactaba hasta que en la sexta se iba por los suelos al acceder a la cabeza el argentino Gabriel Rodrigo (Honda) en la curva cuatro, sin que por detrás le pudiesen evitar ni el japonés Tatsuki Suzuki, que embistió al piloto Alonso López, que no pudo evitar la moto y se propinó un fuerte golpe contra el suelo.

Ese incidente dejó completamente cortado al grupo de cabeza, en el que se quedaron cuatro pilotos: el campeón del mundo, el italiano Lorenzo dalla Porta (Honda), y su compatriota Celestino Vietti (KTM) y los españoles Jaume Masiá y Albert Arenas, mientras que Marcos Ramírez, que tuvo que evitar a los accidentados, cayó hasta la 13ª posición.

El cuarteto no consiguió distanciarse del grupo perseguidor, en el que el italiano Tony Arbolino (Honda) apenas tardó dos vueltas en engancharlos, como también Sergio García (Honda) y el británico John McPhee (Honda), con algunos pilotos más por detrás.

Además de Rodrigo, López y Suzuki, se fueron por los suelos en ese mismo punto el italiano Andrea Migno (KTM) y los japoneses Kaito Toba (Honda) y Ayumu Sasaki (Honda), pero también en otras zonas del trazado acabaron en el asfalto otros tres pilotos más, con lo que la carrera se quedó con apenas 20 pilotos en pista y 10 de ellos en el grupo de cabeza.

Pasado el ecuador de la carrera, Lorenzo dalla Porta estaba al frente de la misma y, por detrás, sus compatriotas Celestino Vietti y Tony Arbolino, pero también Sergio García, Albert Arenas, Jaume Masiá, Arón Canet, Marcos Ramírez, John McPhee y Ai Ogura.

Los escarceos en cabeza se convirtieron en una constante ya hasta la última vuelta, en la que Vietti superó a Dalla Porta a final de recta y poco después también lo intentó, sin éxito, Albert Arenas, pero la velocidad de la Honda del campeón del mundo fue un argumento de peso para que el italiano consiguiese la cuarta victoria de la temporada, por delante de Sergio García y un pletórico Jaume Masiá.

Albert Arenas, que lo intentó por todos los medios, se fue al suelo en la última curva cuando se peleaba por las posiciones de podio, pero pudo recuperar su moto para entrar en línea de meta 12º, justo por detrás del italiano Romano Fenati (Honda).

El gaditano Marcos Ramírez, el más rápido de entrenamientos, acabó remontando hasta la sexta plaza y pudo recortar algunos puntos a los dos que le preceden en la general en la pugna por terminar en el podio final del Campeonato del Mundo de Moto3. A falta de la última prueba, marcha cuarto a 16 puntos de Canet y a solo uno de Arbolino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios