Deportes

Ilusión renovada en el regreso a Primera

  • El equipo verdiblanco recurre a refuerzos foráneos, entre ellos Van der Vaart, ausente en Cádiz por lesión

El Betis vuelve a formar parte del cartel del Trofeo Carranza ocho años después de su última participación, que se remonta a 2007, cuando además se hizo con su quinta copa tras imponerse (1-0) al Real Madrid en semifinales y al Zaragoza en la final en la tanda de penaltis. No pudo defender aquel título y ahora vuelve con el objetivo de reconquistar el torneo en la que supone su 17ª presencia y de paso terminar una irregular pretemporada con el dulce sabor de la victoria.

El conjunto verdiblanco comparece en tierra gaditana con los deberes hechos la pasada temporada gracias a su regreso a Primera División, el lugar que le corresponde en el fútbol español. El club de Heliópolis, inmerso en batallas judiciales por la propiedad de las acciones y en los vaivenes producidos por las subidas y bajas de categoría, pretende reecontrarse con la estabilidad en la máxima categoría de la mano del fútbol alegre por el que apuesta su entrenador, Pepo Mel, y una plantilla confeccionada con el reto de competir sin agobios en el selecto grupo de equipos que compone la Liga BBVA.

El líder de ese remozado plantel es Rafael Van der Vaart, el futbolista holandés de madre y abuelos chiclaneros que no hace mucho dijo que quería acabar su carrera en el Cádiz. El medio no podrá jugar el Trofeo debido a un fuerte esguince en su tobillo derecho. Con una base de jugadores españoles, entre los que destaca el goleador Rubén Castro y el emrgente Ceballos (campeón de Europa sub'19 con España), el Betis se ha reforzado con jugadores extranjeros que atesoran experiencia como el argentino Pezzena, el alemán Westermann, el peruano Vargas, el italiano Piccini, el egipcio Tarek, el brasileño Petros y el francés Digard.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios