Atletismo l Campeonatos de Europa en pista cubierta

Cerrojazo de plata en Turín

  • Luis Alberto Marco, Diego Ruiz y Ruth Beitia logran tres nuevos metales para la delegación española, que acaba 12ª en el medallero con un total de cinco preseas

Luis Alberto Marco, Diego Ruiz y Ruth Beitia permitieron a España elevar a cinco el número total de medallas en los Europeos de Turín de pista cubierta, tras una tercera jornada en la que todas las preseas fueron de plata en los 800, 1.500 y salto de altura, respectivamente.

El primero en conseguirlo fue un sensancional Luis Alberto Marco en los 800 metros, una prueba en la que también tomó parte Manuel Olmedo, que se tuvo que conformar con el quinto lugar. A la brillante actuación de Marco, sólo superado por el ruso Yuriy Borzakovskiy (1:48.55), oro continental, se ha de sumar la plata que también logró Diego Ruiz en la final del 1.500. Una de las actuaciones más esperadas por la delegación española, y en la que ha vivido momentos gloriosos a lo largo de la historia. Arturo Casado lideró la carrera sin problemas e incluso marcando el ritmo de la misma. Sin embargo, un error del campeón de España permitió al portugués Rui Silva no soltar la cuerda para meterse por dentro y hacerse con la cabeza y, en consecuencia, con el oro. Casado se desinfló y vio cómo se iban al traste todas sus ilusiones de subirse al podio. Ruiz, por su parte, aguantó con coraje y metió su cabeza para impedir que el francés Yoann Kowal le arrebatase la plata. Para completar la tarde de medallas y acercarse a las mejores previsiones, Ruth Beitia brilló en el salto de altura y cerró con otra plata el medallero español. Y es que Beitia sólo fue superada por la alemana Ariane Friedrich, que saltó los 2.01 metros, mientras que la española se quedó en 1.99, habiendo logrado todas sus marcas al primer intento y siendo esta última su mejor registro en lo que va de año. Con estos tres nuevos éxitos, se puso fin a una jornada en la que podrían haberse visto incrementadas las medallas españolas en los 3.000 femeninos, en los que Nuria Fernández rozó el bronce al finalizar en cuarto lugar. Mucho más lejos estuvo Manuel Martínez en lanzamiento de peso, sexto (19.65).

Así las cosas, al final de los Europeos el medallero ha acabado liderado por Rusia con 18 metales: 10 oros, 4 platas y otros tantos bronces. Alemania ha finalizado segunda con 10 preseas (3 oros, 3 platas y 4 bronces), mientras que Francia e Italia han compartido la tercera plaza con seis metales, dos de cada color. Las cuatro platas y el bronce de España le han valido la 12ª posición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios