Chiclana El gobierno local plantea bajar la carga fiscal para la rehabilitación de viviendas y locales en el casco histórico

  • Propondrá en el pleno reducir al 0,1% la licencia urbanística y el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras

Vista parcial del casco histórico del término municipal de Chiclana. Vista parcial del casco histórico del término municipal de Chiclana.

Vista parcial del casco histórico del término municipal de Chiclana. / Sonia Ramos (Chiclana)

El gobierno municipal (PSOE, IU y Ganemos) llevará al pleno del mes de octubre, que se celebra de forma presencial el próximo jueves, una propuesta a través de la cual se planteará la modificación de las Ordenanzas Fiscales número 5 (reguladora de la tasa por licencia urbanística) y 24 (reguladora del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, ICIO).

En este sentido, se planteará la bajada del ICIO y de la tasa por licencia urbanística hasta el 0,1 por ciento para reformas y rehabilitación de viviendas abandonadas y locales vacíos en el casco histórico de Chiclana. El delegado municipal de Hacienda, Joaquín Guerrero Bey, ha manifestado que “la situación de los cascos históricos de las ciudades es un problema para su desarrollo, porque vemos cómo se va avanzando en la construcción de viviendas a las afueras y, sin embargo, los cascos históricos existen muchas viviendas que no se reforman, mientras que muchos locales y negocios permanecen cerrados durante mucho tiempo sin reportar ninguna utilidad a la colectividad”. Chiclana no es una excepción a este fenómeno”.

Así, con la idea de poder favorecer a los propietarios de locales de negocios vacíos que quieran convertirlos en viviendas, o bien viviendas en el casco histórico de Chiclana que quieran reformar o rehabilitarlas, el gobierno municipal propondrá en el pleno tomar medidas fiscales para favorecer la realización de esas obras bajando los impuestos que afectan a esas reformas. “Y con la idea también de favorecer a las familias que no tienen aún vivienda, es por lo que procedemos a plantear estas modificaciones normativas”, ha expresado Guerrero, quien ha explicado que, “por un lado, vamos a solicitar la bajada del impuesto del ICIO y, por otro lado, la bajada de la tasa de licencias urbanísticas, reduciéndolos al 0,1 por ciento, independientemente de la cuantía de la obra a realizar”.

Según Guerrero Bey, el ahorro que va a suponer estas modificaciones "es muy importante y tratamos de favorecer y motivar económicamente a que se lleven a cabo el mayor número de reformas o conversión de locales en viviendas posibles. Con ello daríamos vida al casco histórico de nuestra ciudad y al mismo tiempo, vivienda a quien no la tenga”. Al respecto, puso como ejemplo que si alguien en la actualidad lleva a cabo una reforma de una vivienda en el casco histórico de Chiclana que le va a suponer un coste aproximado de 100.000 euros, el 1 por ciento a abonar actualmente por la tasa supone 1.000 euros, mientras que después de la modificación que proponemos sólo deberá pagar 100 euros, es decir, diez veces menos que en la actualidad. Y, en el caso de si un propietario de un local lo que va a hacer es transformarlo para hacer una vivienda, si en la actualidad debe abonar de ICIO por una reforma por valor de 100.000 euros es 3.327 euros, con esta modificación que planteamos sólo pagará 100”.

Guerrero ha expresado que con esta reforma de bajada de impuestos "no sólo planteamos dar vida al centro de nuestra ciudad y aumentar el número de viviendas disponibles para nuestros vecinos, sino también generar más empleo en la ciudad, al mover la construcción a todo tipo de profesiones relacionadas, desde albañiles, carpinteros, fontaneros, electricistas, etcétera...”, asegurando que se trata “de una gran oportunidad para aquellas personas que tienen miedo a realizar una reforma o quieren convertir un local comercial en vivienda por lo que supone en cuanto a impuestos municipales”.

Por su parte, la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, ha recordado que “desde este equipo de gobierno siempre hemos estado trabajando para instaurar acciones que hagan que, tanto el sector de la construcción como la economía en general, puedan fluir cada día más. Así, ya hicimos una modificación en la tasa de licencia para nueva construcción, concretamente en el primer tramo hasta 150.000 euros, así como la aprobación de la Ordenanza de edificaciones ruinosas y solares para su reactivación, o las órdenes de ejecución para que el casco histórico luzca mejor”.

González ha erdundado en que “en este caso, hablamos de reformas y rehabilitación, que creemos en el casco histórico pueden ser un revulsivo para los propietarios. Además, también se incluye la adaptación de un local comercial a vivienda, bien porque el local se ha quedado vacío o porque se puede dotar de una nueva accesibilidad al edificio en planta baja”.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios