Estación Depuradora en Chiclana

Nuevas actuaciones para reducir los ruidos de la EDAR La Barrosa

  • Las instalaciones ubicadas en Doña Violeta serán objeto de diversos trabajos con una inversión de 50.000 euros 

Vista de la depuradora de aguas residuales de La Barrosa. Vista de la depuradora de aguas residuales de La Barrosa.

Vista de la depuradora de aguas residuales de La Barrosa. / Sonia Ramos (CHICLANA DE LA FRONTERA)

Chiclana Natural ha iniciado la segunda fase de las obras encaminadas a reducir el ruido del funcionamiento de los diferentes procesos de depuración en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de La Barrosa. Para ello, la empresa municipal destina una inversión de 50.000 euros.

El delegado municipal de Medio Ambiente, Joaquín Guerrero Bey, ha informado a este respecto que "las actuaciones más importantes en materia de mitigación del impacto sonoro de los procesos de depuración se centran en los edificios de pretratamiento, soplantes, el extractor principal de desodorización y el edificio de tratamiento terciario". Además, ha especificado que "en estas instalaciones se procederá a la instalación de diferentes elementos de insonorización como puertas acústicas, recubrimiento de conductos, silenciadores o doble acristalamientos de ventanas, entre otros".

Guerrero Bey confía en que "en un plazo aproximado de un mes estén terminadas las obras encaminadas a reducir el impacto sonoro de esta instalación que viene realizando la empresa Acústica Integral". A su vez, ha destacado que "se ha priorizado cada fase en función de la atenuación acústica de cada proceso. De ahí que se hayan agrupado en tres fases, es decir, el año anterior se realizaron aquellas actuaciones que tenían un mayor impacto en la reducción de ruido y finalizaremos el próximo año, cuando se llevarán a cabo las de menor impacto".

Este equipamiento ha sido mejorado a través de diferentes actuaciones en los últimos años

El edil ha recordado que "las medidas emprendidas son el resultado de un estudio acústico que se realizó previamente para calcular los niveles de ruido originados por la maquinaria de los distintos procesos de la EDAR de La Barrosa. Como resultado de dicho estudio, se elaboró un análisis que contemplaba todas las medidas necesarias para reducir la contaminación acústica". En la primera fase, llevada a cabo en 2017, se realizó la insonorización en el digestor de fangos y el proceso de Biostyr, siendo la inversión entonces de 34.000 euros.

La EDAR de La Barrosa experimenta así un proceso continuo de mejora. Además de la nueva tolva de almacenamiento de fangos, que fue la última que se anunció, con una inversión de 50.000 euros se realizó la reforma del centro de transformación, con 145.000 euros de inversión, para evitar posibles afecciones por averías en la urbanización y la sustitución del generador eléctrico, con una inversión de 16.000 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios