Chiclana Hosteleros del centro experimentan un verano más que aceptable en ventas

  • Bares y restaurantes se muestran satisfechos con la afluencia de público

  • Piden actividades para potenciar las tardes en la zona

La mayoría de terrazas del centro de la ciudad presentan un formidable aspecto durante las mañanas de verano.

La mayoría de terrazas del centro de la ciudad presentan un formidable aspecto durante las mañanas de verano. / D.C. (Chiclana)

Hay vida más allá del sol y la playa de La Barrosa y Sancti Petri. El mensaje oficial lanzado por el Ayuntamiento de Chiclana para la presentación de la pasada Noche en Blanco se ve reforzado por el sentimiento general de satisfacción que muestran bares y restaurantes del casco histórico del municipio. Prácticamente todos los cuestionados por este medio han confirmado encontrarse con un periodo estival igual o mejor que los más recientes. No obstante, hay margen de mejora, sobre todo en las horas vespertinas de la jornada, momento en el que la Calle La Vega y sus allegadas se muestran huérfanas de público.

Todo lo contrario que por las mañanas. En la Cafetería La Española, Inma atiende con prisas afirmando que “este verano hemos notado una notable mejoría”, por lo que las ventas en su negocio han ido “bastante bien con respecto a años anteriores”. Además, La Española presume de contar con un público heterogéneo. “Mantenemos nuestro público chiclanero, tradicional, y también recibimos bastantes turistas, por lo que, en ese aspecto, podemos hablar de tener resultados equitativos”, comenta, al tiempo que espera una segunda quincena de agosto “similar a la primera” y, por tanto, también fértil en cuanto a beneficios.

"¡Ojalá todo el año fuera verano!”, así de expresivo recibe Jesús, de la Cafetería Las Bodegas, situado en la homónima plaza a este medio cuando le pregunta al respecto. El encargado de esta cafetería habla mirando a su terraza que cuenta con una gran afluencia de gente que desayuna poco antes del mediodía con una agradable temperatura. Sin embargo, sorprende cuando sentencia que “las noches en las que se realiza alguna actividad, como la de la Fiesta del Chicharrón, aquí se está de lujo y lo agradecen las ventas”. Quizás por ello, Jesús, que está notando “menos turismo que otros años”, pide “alguna iniciativa” para atraer al público en las horas de sobremesa y las tardes. “Aquí a eso de las seis de la tarde hay muy poca gente y hasta las ocho no vemos que se anima algo, por eso vendría bien inventar algo para esas horas”.

En este sentido, Patricia, encargada de la Tapería La Flamenca, cree que ayudaría la creación de “nuevos restaurantes y bares de copas, porque, si te fijas, casi todos ofertamos tapas y luego la gente de aquí, cuando entra la noche, se marcha buscando otra cosa”. A pesar de todo, La Flamenca está experimentando un verano “mucho más bueno” sobre todo por las noches, ya que “en días puntuales podemos tener a clientes aquí hasta medianoche”.

Por su parte, Antonio, de la Peña Emilio Oliva, es claro: “No nos podemos quejar”, apuntando que este verano se mantiene en la línea de los años anteriores. Como sus vecinos hosteleros, cree que en la noche es donde se está notando un mayor incremento de ventas gracias en parte “a las iniciativas que está llevando a cabo el Ayuntamiento para atraer a las familias”. El responsable de la peña confirma que cuenta con clientela local y foránea y espera que estas dos últimas semanas de agosto sean “algo más fuertes todavía”.

Sin embargo, no todos son alegrías, ya que Diego, responsable de la Tasca del 22, informa que ha notado “una bajada en las ventas con respecto al año pasado, entre otras razones por el incremento del precio de los alquileres en la ciudad”, pero espera recuperarse en esta recta final de un verano, en general, positivo para los hosteleros de la zona del centro de Chiclana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios