Chiclana

La Chiclana fenicia vuelve al Castillo

  • El equipo de gobierno proyecta la recreación de la antigua ciudad fenicia sobre la cubierta de una promoción de viviendas de protección prevista junto al talud de Reyes Católicos

El cerro de El Castillo, en la zona antigua de la ciudad, denominada paradójicamente como Barrio Nuevo, podría volver a ser uno de los focos de interés y atracción turística, histórica y cultural de la ciudad, a través del impulso y desarrollo del que parece que fue el primer asentamiento de una civilización en lo que hoy es Chiclana, a juzgar por el proyecto que el equipo de gobierno tiene planteado para dicho enclave.

Así lo ha explicado a este medio el propio regidor de la ciudad, José María Román, haciendo público el proyecto municipal al que se le está dando forma y a través del cual se persigue la recreación de la antigua ciudad fenicia existente en esta zona, como complemento al proyecto de puesta en valor y desarrollo de los yacimientos encontrados, y en los que se trabaja desde hace años, en el cerro de El Castillo.

De esta forma, entre las iniciativas previstas está la construcción de una promoción de viviendas de protección oficial y de carácter asistencial en el solar donde originalmente estaba proyectada la estación de autobuses, junto al talud existente en la avenida Reyes Católicos, de forma que se pueda adaptar la cubierta de dichos inmuebles para que sea utilizada como ampliación de la zona de El Castillo y donde se lleve a cabo la citada recreación.

Esta actuación vendría a poner el broche a las medidas que desde hace años se están intentando impulsar por parte del Consistorio en lo que a la puesta en valor y desarrollo del yacimiento fenicio de El Castillo se refiere. Así, y según explica Román, desde el equipo de gobierno se están llevando a cabo también negociaciones con diversos propietarios para, a través de la permuta de suelos, adquirir terrenos en esta zona que permitan ampliar las excavaciones y completar los hallazgos encontrados hace ahora casi una década. En total sería una superficie superior a los 5.500 metros cuadrados que se podrían destinar a este fin, si se suman los terrenos en los que actualmente se encuentra el yacimiento original, junto al colegio El Castillo, la nave municipal donde se ampliaron las excavaciones, la cubierta del edificio que ahora se proyecta construir en el solar adyacente al talud del cerro y varios terrenos en los que se está en negociaciones o se han adquirido ya.

Dicho proyecto, al que ahora se le está dando forma y que supondría un espaldarazo a una de las zonas más tradicionales y típicas de la ciudad incluida en su día en el plan de desarrollo del Barrio Nuevo, formaría parte de una futura ruta turística en la que desde el Consistorio se trabaja también de cara a potenciar las visitas al centro, no sólo en la época estival, sino también en temporada baja. Este recorrido abarcaría zonas y lugares emblemáticos de Chiclana y recorrería un itinerario compuesto por puntos claves como el Cerro de Santa Ana, Brake, la Iglesia de las Monjas, la Plaza Mayor y el Museo, el Santo Cristo, el yacimiento fenicio del cerro de El Castillo y el Barrio Nuevo, la Alameda y el Museo Taurino y el centro comercial con el Mercado y el Museo del Vino y la Sal.

Esta iniciativa, que para el primer edil se presenta como un proyecto fundamental de cara a impulsar estas zonas de la localidad y ofertar un atractivo recorrido por la misma, tendría en el yacimiento y su entorno, así como en la anunciada recreación de la ciudad fenicia originaria de Chiclana, un elemento clave, para el cual se baraja incluso la solicitud a la Junta de Andalucía de parte de los fondos que la Administración regional tiene previsto invertir en la ciudad a través de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI).

Asimismo, el impulso de esta actuación permitiría retomar el antiguo proyecto relacionado con la puesta en valor del Barrio Nuevo como zona tradicional de la ciudad de cara a aumentar su atractivo turístico.

Con todo ello, el citado yacimiento, con todos sus elementos colindantes, quedaría en una posición inmejorable como eje central de una de las zonas más atractivas de la ciudad, a la que se le incorporaría un nuevo y destacado elemento como sería el mirador que se crearía en la cubierta de las nuevas edificaciones y desde donde se podría divisar la ciudad como lo harían en su origen los primeros pobladores fenicios de la zona, que accedieron a la misma desde el río.

"Nuestra objetivo es no dejar morir este importante elemento histórico, cultural y turístico para la ciudad, como es el yacimiento fenicio y su entorno, de forma que podamos dar pasos encaminados a su desarrollo e incorporación a los proyectos de futuro para el centro de la ciudad desde el punto de vista cultural, patrimonial y turístico", concluye José María Román al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios