Chiclana

El Ayuntamiento ya cumple el periodo legal en cuanto al pago a proveedores

  • La media para abonar sus facturas es ahora de 42 días una vez que Chiclana Natural ya no consolida su deuda con el Consistorio

  • Román dice que desaparece el fantasma de la intervención

"Durante bastante tiempo el Ayuntamiento de Chiclana ha sido noticia como consecuencia del incumplimiento del periodo de pago a proveedores y la posibilidad de ser intervenido por el Ministerio de Hacienda. Ahora eso ya no es así", destacaba ayer el alcalde, José María Román, con cierto desahogo tras anunciar que la empresa municipal Chiclana Natural ya no consolida su deuda con el Consistorio y que desde ahora deja de computar su débito con el del Ayuntamiento.

Cabe reseñar que Chiclana Natural elevaba sobremanera el periodo medio de pago a proveedores debido a su elevada deuda con la concesionaria de recogida de basura Urbaser, mientras que el Ayuntamiento y la empresa municipal Emsisa se situaban en los parámetros establecidos por la ley. El plazo máximo en el que deben pagar es de 30 días, pero empiezan a contar a partir de que se recibe la factura, esto es, 60 días.

Chiclana Natural arrastra una deuda multimillonaria con la empresa Urbaser

De esta manera, Román reseñó que "El fantasma de la intervención de las cuentas municipales y de la retención de la Participación de los Ingresos del Estado (PIE) ha desaparecido y el Ayuntamiento de Chiclana tiene la tranquilidad de pagar a los proveedores dentro del plazo exigido por Ley, ya que el periodo de pago ahora es de 42 días".

El regidor chiclanero afirmó que se estaban haciendo gestiones para que Chiclana Natural "pudiera tener un negocio propio, de tal manera que no consolidara en el endeudamiento del Ayuntamiento, ya que todo el mundo sabe que el incumplimiento del periodo medio de pago a proveedores se debe a la deuda de la empresa con los servicios de recogida de basura y limpieza viaria".

En este sentido, dijo que hace escasamente diez días "recibimos un informe del Comité Técnico de Cuentas Nacionales, por el que Chiclana Natural era clasificada como del sector de las sociedades no financieras, es decir, que el volumen de negocio propio es superior al 50 por ciento y que, por tanto, no tiene consolidar con el Ayuntamiento. Esta medida suponía un cambio tan importante y emitimos sendas cartas a la Junta y al Ministerio, en las que pedimos que la deuda de la empresa no computara en el conjunto del Ayuntamiento de Chiclana, obteniendo una respuesta positiva por parte de ambas administraciones, no aplicándose así la retención de la PIE ni teniendo el temor de la intervención de las cuentas".

Con todo ello cabe destacar que el periodo medio de pago a proveedores ha pasado de 36 días en el Ayuntamiento, 62 días en Emsisa y de 264 días en Chiclana Natural en el mes de enero del presente año, lo que supone un consolidado de 209 días, a 42 días en el Ayuntamiento y 45 días en Emsisa a fecha actual, lo que supone un total de 42 días del consolidado.

Por su parte, Chiclana Natural, que ya no consolida en el Ayuntamiento, está pagando a 145 días, "gracias a la reducción de la deuda con proveedores de 14,8 millones de euros a 31 de diciembre de 2017 a 11,8 millones en la actualidad", aseguró el alcalde.

"Por tanto, el Ayuntamiento ha solventado el problema que tenía respecto al periodo medio de pago a proveedores y está cumpliendo absolutamente dicho promedio, mientras que Chiclana Natural ya paga a menos de cinco meses, aunque repetimos ya no consolida en las cuentas municipales", expresó Román, quien resaltó que "no ha sido tarea menor, pero se ha logrado un magnífico resultado de cara a seguir trabajando en los servicios públicos y con la tranquilidad de estar pagando en plazos", expresó José María Román.

Así, recordó que el pasado 7 de mayo llegó al Ayuntamiento un escrito desde la Dirección General de Estudios y Financiación del Ministerio de Hacienda, indicando que el Consistorio podría ser intervenidos en cuanto a la Participación de los Ingresos del Estado. En este sentido, indicó que el interventor municipal envío un informe a Madrid y a Sevilla explicando que dicha situación se debe al incumplimiento del Plan de Ajustes 2013-2021 "como consecuencia de la bajada del IBI, aprobada en enero de 2014, provocando una bajada de ingresos y un remanente de Tesorería negativo. Por tanto, se trató de una irresponsabilidad del PP terrible, solo con el objetivo de tratar de ganar las elecciones, pero dejando el Ayuntamiento en una grave situación, ya que se pasó de no tener deuda a tener 16 millones de euros dos años después", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios