La lluvia permite el desfile por la avenida

La cabalgata magna remonta el vuelo

  • El cortejo mejora con respecto al de 2010 y espectáculos como el del Águila Sofía hace las delicias de los presentes por su novedad y lograda escenografía · Las carrozas de las localidades de la Bahía lucieron con todo su esplendor

La Gran Cabalgata del Carnaval de Cádiz dio ayer un salto de calidad con respecto a ediciones precedentes. Hubo más orden y más compás en prácticamente todo el recorrido, desfilaron mejores carrozas e incluso el arranque de la comitiva -aún mejorable, eso sí- tuvo más sentido, con algunos grupos entremezclados y otros guardando la formación.

La Cabalgata Magna de 2011 estuvo dedicada en esta ocasión a los pueblos de la Bahía que tuvieron más protagonismo en la lucha contra el ejército napoleónico que asedió Cádiz durante la Guerra de la Independencia. Varios de los figurantes que el pasado sábado participaron en la recreación de la batalla de Chiclana, que tuvo lugar el 5 de marzo de 1811, también desfilaron por la avenida gaditana delante de su carroza mientras hacían disparar sus trabucos con sonoras detonaciones. Entre todas las carrozas de las diferentes poblaciones participantes en el Doce (Cádiz, San Fernando, Puerto Real, El Puerto de Santa María, Rota y Chiclana) destacó sobre todo la de la localidad portuense, que iba presidida por una figura de Rafael Alberti montado en el tradicional vaporcito.

Uno de los espectáculos que más gustaron fue el del Águila Sofía, que levantada en el aire por una grúa reinaba sobre un grupo mixto que con aspecto casi medieval hacía malabares con unas antorchas de varias puntas. Muy logrado.

Entre los grupos y charangas que se pasearon por la cabalgata se llevó muchos aplausos uno en el que varios cofrades portaban una imagen de Santa Teófila, en un paso dorado, con sus maniguetas y a paso horquilla. La santa en cuestión, confeccionada un poco a la manera del más tradicional vámono que nos vamos, llevaba una careta de la alcaldesa y varias matas de perejil con el que los fieles le pedían trabajo.

Entre los más solicitados, como se esperaba, Juan Manuel Braza El Sheriff Woody y todo su grupo, Lulu Buzzligthyear, y los personajes de la película ‘Toy Story’. También despertó admiración Antonio Pedro Serrano El Canijo, que recibió el cariño de las miles de personas que siguieron el cortejo tras lograr su tercer Primer premio en el Concurso. Junto a él discurría otro hombre feliz, Tino Tovar, que portando un cochecito de bebé sonreía sin parar orgulloso tras haber conseguido el máximo reconocimiento con su ‘Juana la Loca’.

A quien debió parecerle todo muy nuevo fue al pregonero de 2011, Julio Pardo, que aún ataviado de idéntico modo a como dio el pregón, iba montado en la carroza junto a su coro ‘Los manitas’, que por unas horas cambiaron los tangos en la plaza de las Flores por la Cabalgata Magna.

En el año de su centenario, el Cádiz Club de Fútbol también tuvo su carroza y animó lo suyo a lo aficionados, muchos de los cuales, por desgracia, no sabían ni el resultado que el equipo amarillo lograba a esa misma hora en tierras ceutíes.

Algunos personajes animados muy populares entre los más pequeños también tuvieron cabida al principio del desfile. Pudieron verse una carroza con motivos de la película Bambi y que fue ocupada por la Diosa y las ninfas infantiles del año pasado. La carroza de Shrek estuvo reservada a la pregonera infantil de este año, Mónica Méndez. Blancanieves y los siete enanitos eran los protagonistas de la carroza ocupada por la Diosa infantil, Lucía Rosendo y sus ninfas. Bob Esponja también desfiló y por contra no se vieron a los Teletubbies, que posiblemente se hayan jubilado.

El final de la Cabalgata tuvo su momento destape con el espectáculo Pura Salsa, donde un grupo de chicas ataviadas a la usanza carioca y muy ligeritas de ropa bailaban sujetándose unos inmensos gorros que simulaban plumas de pavos reales. El espectáculo quizá debíera haber llevado un subtitular que no lo recomendara para menores de 18 años, aunque total, como esto es Carnaval.

La carroza de la Diosa de 2011, Lucía García, cerró un desfile que congregó a decenas de miles de personas y que arrojaron toneladas de basura en forma de papelillos y serpentinas. El balance que se puede hacer es que la cabalgata ha mejorado y que espectáculos como el del Águila son muy agradecidos por su novedad.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios