Carnaval

Domingo de coplas de ida y vuelta

  • Las agrupaciones ofrecen sus repertorios en la calle, donde miles de personas van de aquí para allá en busca de diversión. El reparto de las bateas propició que se pudiera escuchar con tranquilidad y sin grandes 'bullas'

El cielo encapotado y la amenaza de lluvia no impidieron que este Domingo de Coros Cádiz contara con un excepcional ambiente en el centro, con miles de visitantes yendo y viniendo de un lado para otro en busca de coplas y diversión. El casco histórico de la ciudad se convirtió en un hormiguero y enclaves como la plaza de las Flores, plaza Mina o El Palillero fueron lugares más de tránsito que de estancia, donde los diferentes acentos se mezclaban con las coplas y con las risas.

El reparto de las bateas, con cuatro recorridos diferentes (Catedral, plaza Mina, Mercado central y El Cañón), provocó que no hubiera grandes aglomeraciones y algunos tangos pudieron degustarse sin grandes agobios, como fue el caso de La boutique a su entrada en calle Ancha o El circo del sol a su salida de Mina. En el recorrido del Mercado, una de las zonas más pobladas, participaron coros como Las mayore de edad, Una morena y una rubia o Aquelarre. En el recorrido de mina, además de los citados coros de Martínez Mora y Julio Pardo, también estuvieron otros como El orfeón, Agua tapá o Los números uno, que llevaba una batería en su carroza, al estilo clásico. Curiosa mezcla entre lo moderno y lo tradicional. 

Las mayores 'bullas' quedaron limitadas a calles más estrechas como Compañía, Rosario o Columela, escenarios escogidos por algunas agrupaciones tanto callejeras como de Concurso para regalar sus coplas al pueblo. Así, Vera Luque cumplió con la tradición y comenzó en las escaleras de la Facultad de Medicina, al lado del Falla, mientras que Los gallitos escogieron las puertas del Ayuntamiento para comenzar. La comparsa de Nene Cheza, junto a otras como Áfrika, Los hippytanos o Los 8 emperaores también pasaron por el tablao de Candelaria, donde se celebraba el concurso de Comparsas de la peña La Estrella. 

Al mismo tiempo en la calle San Miguel se celebraba un curioso pique entre un cuarteto infantil y el de Morera, que disfrutó con las coplas de la cantera. Chirigotas callejeras, comparsas y romanceros se hacían fuertes en cualquier esquina para dar a conocer sus repertorios. Muchas optaron por El Pópulo, lejos del bullicio del entorno del Mercado central, como la comparsa de Romero Bey ¡Cadizcadabra! Las brujas, mientras que otras esperaban el momento para cantar en Rosario o Sacramento. Guitarras al hombro, los grupos subían y bajaban calles en busca de una ubicación ideal. Ir y venir, de aquí a allá. Lo hicieron las agrupaciones y lo hizo el público en un Domingo de Coros de buen ambiente en el que por fin las coplas salieron a la calle.

La Cabalgata Magna rinde honores al séptimo arte

El mundo del cine inspiró la temática de la Cabalgata Magna, el pequeño homenaje de Cádiz al séptimo arte precisamente horas antes de celebrarse una nueva edición de la gala de los Oscars. la figura dorada no faltó en el desfile, como tampoco lo hicieron personajes míticos del celuloide como la Lizza Minelli de Cabaret o la sensual Marilyn de La tentación vive arriba. El actor español Pepe Carabias, a bordo de un descapotable, abría el cortejo, seguido de las carrozas inspiradas en películas míticas como Titanic, Parque Jurásico o El señor de los anillos. Para los más pequeños, no faltaron personajes de la factoría Disney como los bucaneros de Piratas del caribe, los entrañables peces de Buscando a Nemo o los personajes de La bella y la bestia. A la cita tampoco faltaron los pregoneros, que volvieron a encontrarse con el público tras su éxito ayer en San Antonio, ni componentes de algunas agrupaciones (muchos menos que años atrás, eso sí) como los políticos de Vera Luque o La canción de Cádiz, flamante primer premio de comparsas. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios