Cádiz CF

Un sorbo en la Copa para olvidar penas

  • El Cádiz busca la tercera ronda en Zaragoza como impulso para recuperar el pulso en la Liga

Jairo podría tener minutos en el duelo copero ante el Zaragoza. Jairo podría tener minutos en el duelo copero ante el Zaragoza.

Jairo podría tener minutos en el duelo copero ante el Zaragoza. / Fito Carreto

La Copa del Rey irrumpe en plena crisis de un Cádiz CF que encara la tercera eliminatoria como una terapia para olvidar penas y tratar de recuperar la autoestima aunque no tenga nada que ver el compromiso copero con la Liga, que es lo que da de comer. De hecho, el último triunfo lo obtuvo en el torneo del k.o. hace poco más de un mes –el pasado 12 de septiembre– y la Copa vuelve justo cuando se cumplen dos meses de la única victoria liguera que consiguió un ya lejano 17 de agosto contra el Almería.

La misión que afronta el conjunto gaditano a cerca de 1.000 kilómetros de casa es a la vez complicada y estimulante. Se juega el billete a dieciseisavos de final a partido único en un estadio de Primera División, La Romareda, frente a un Real Zaragoza acostumbrado a vivir a su pesar los últimos años en Segunda A, una categoría que por historia le queda como una talla pequeña.  El duelo es el plato fuerte de una tercera ronda en la que aún no participan los equipos de la Liga Santander. Eso sí, se ven las caras dos rivales en horas bajas que quieren probar un dulce trago antes de volver a la dura realidad liguera. Si el Cádiz lleva ocho jornadas sin ganar, el Zaragoza ya va por cinco.

La cita está programada a partir de las nueve de la noche, ofrecida en directo y en abierto por televisión a través del canal deportivo Gol. Todos los cadistas de España estarán muy pendientes de la evolución de su equipo con la duda de qué versión saldrá a la luz bajo el cielo oscuro de la capital de Aragón. Nunca se pierde la esperanza de ver a un Cádiz CF que mejore su rendimiento colectivo e individual.

El premio para el ganador será un cruce con un club de Primera que no esté en competición europea

El premio para el que resulte vencedor será el emparejamiento con un club de la máxima división en la siguiente etapa –establecida ya a doble partido-– aunque no de los que se hallan inmersos en competición europea, que se cruzarán con las escuadras de Segunda B que hayan abrazado el mérito de avanzar tan lejos. Los maños tienen la suerte de ejercer otra vez como locales después de tumbar en su feudo al Deportivo de La Coruña en la anterior eliminatoria (2-1). Los gaditanos desempeñan de nuevo el rol de visitante después de dejar en la cuneta al Tenerife (1-2) en el estadio Heliodoro Rodríguez López con aquel gol salvador de Manu Vallejo en el tiempo de prolongación que evitó la prórroga.

Las miras están puestas en el importante encuentro del próximo domingo contra el Sporting de Gijón el Carranza. Es en el campeonato doméstico donde el Cádiz CF se juega las habichuelas y la situación no es nada buena. La planificación de la semana ha girado en torno a ese envite dominical, pero el conjunto amarillo no pretende tirar la Copa del Rey así como así. Si le toca saltar al césped en una competición oficial, intentará dar la campanada en un duelo en el que pocos discuten que el papel de favorito recae sobre el cuadro aragonés por su condición de anfitrión. Comparece delante de su parroquia sin tener que haber viajado.

Todo apunta a que el preparador cadista, Álvaro Cervera, hará rotaciones en el once con una mezcla de titulares y suplentes al no tener demasiado margen de elección al contar con seis bajas. En principio es el turno de jugadores con menos minutos acumulados hasta la fecha como David Gil, David Carmona y Brian Oliván. Quizás ha llegado la hora de la primera titularidad como cadista de Karim Azamoum, que en el caso de que no entre de inicio si lo hará durante el partido. Si no juega hoy... Para él y los demás es la oportunidad de reivindicarse, de tener continuidad si  se desenvuelven como quiere el técnico.

Cervera planea cambios en el once ante un Zaragoza que parte con el papel de favorito en su estadio

El resto de la alineación es una montaña de dudas. Está por ver si el técnico repite con Kecojevic y Edu Ramos en el centro de la defensa o da descanso al alguno, sobre todo al montenegrino. Garrido, titular por primera vez este curso en el duelo ante el Extremadura, quizás vuelva a salir de inicio para coger ritmo de competición. Jairo también tiene papeletas para empezar el partido por primera vez en el Cádiz o en todo caso jugar en la segunda mitad. La opción de Alberto Perea está abierta, además de la de Ager Aketxe. Y en punta, Carrillo o Dejan Lekic. O los dos juntos. No se puede descartar ninguna posibilidad.

La presión es mayor para el Zaragoza, que por algo juega en casa y tiene más peso histórico –hasta una Recopa de Europa luce en sus vitrinas- que su adversario. El Cádiz CF busca sensaciones positivas para rearmarse de cara a la Liga y si además da el salto a la próxima eliminatoria, mucho mejor.

El fútbol se mueve por resultados pero es más importante que el Cádiz CF se muestre como un equipo sólido que el marcador. Más que seguir vivo o no en la Copa, se trata de retomar el pulso competitivo con vistas a lo que se viene encima los fines de semana.

Cervera tiene claro que el equipo está obligado a corregir los errores que le han conducido a los puestos de descenso con esa conocida racha de ocho partidos ligueros consecutivos sin celebrar una victoria. La clave está en que el equipo consiga trabajar en bloque durante los 90 o en su caso los 120 minutos, sin hacer concesiones al rival como en los anteriores encuentros de LaLiga 1|2|3.

El Cádiz CF eliminó al Tenerife y ahora quiere tumbar al Zaragoza para borrar el mal sabor de boca de los últimos tropiezos. Escocieron la derrota en el campo del Extremadura y el anterior empate en casa ante el Nástic de Tarragona. Y los anteriores reveses.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios