cádiz cf

Una presentación de altura

  • José María García, referente del periodismo deportivo en España durante las décadas de los 80 y los 90, pregona hoy el Trofeo en el Ayuntamiento

José María García hace con su mano derecha un inconfundible gesto. José María García hace con su mano derecha un inconfundible gesto.

José María García hace con su mano derecha un inconfundible gesto.

José María García, el auténtico referente del periodismo deportivo en España durante las décadas de los 80 y los 90, se convertirá hoy en el gran protagonista del la 64ª edición del Trofeo Ramón de Carranza al ejercer como presentador en un acto programado a las 13:00 horas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cádiz y que también servirá como recepción oficial a los equipos participantes.

Nacido en Madrid el 13 de noviembre de 1943, el ganador de tres Premios Ondas por su brillante trayectoria pregonará un torneo cuyo cartel este año desde luego no se encuentra a su altura, con la presencia de la UD Las Palmas y el Betis, junto al anfitrión, en un novedoso formato de triangular que incluye una semifinal, mañana, y la final, el sábado, para la que ya está clasificado el conjunto verdiblanco.

García, que a su vez será presentado por el periodista linense Rafael Almansa, inició su carrera profesional como reportero en 1963 en Radio España. Un año después debutó en prensa escrita en el diario Pueblo y en televisión, colaborando en varios programas de la cadena pública TVE y destacando su paso por Estudio Estadio. En 1972 fichó por la Cadena SER, pasando a ser el precursor de la radio deportiva de medianoche con el programa Hora 25. En 1982 se estrenó en el ilustre programa Supergarcía de la recién nacida emisora privada Antena 3 Radio. Tras diez exitosos años, la compra por parte de Prisa de la emisora propició que se marchara con su programa a la Cadena Cope, en la que permaneció hasta julio de 2000.

En 2002 comenzó un ambicioso proyecto audiovisual de la mano de Telefónica, con la creación de Telefónica Media (Admira), filial multimedia de la compañía de telecomunicaciones, nacida para competir contra Prisa. García, que fue su principal impulsor, presidiría su división de deportes y conformaría en su emisora Onda Cero, junto a otros locutores estrella de la radio nacional, una plantilla de comunicadores conocida a nivel mediático como el Dream Team. Sin embargo, el 7 de abril de 2002 dimitió de sus funciones como director y presentador de Supergarcía y como presidente de Admira Sport.

Alejado de las ondas desde ese momento, su forma de hacer periodismo creó escuela y a día de hoy sigue siendo uno de los periodistas más influyentes en sus declaraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios