Cádiz CF

Un plan B de andar por casa para el Cádiz CF

  • Hay jugadores del filial que no han dejado de entrenar tras levantarse el confinamiento, a pesar de estar acabada la Liga para ellos, por lo que pudiera necesitar Cervera

Entrenamiento del Cádiz B pocos días antes de que se decretara el confinamiento. Entrenamiento del Cádiz B pocos días antes de que se decretara el confinamiento.

Entrenamiento del Cádiz B pocos días antes de que se decretara el confinamiento. / FITO CARRETO

El club cadista trata de tener todo atado de cara al regreso de la competición el próximo domingo y en cuanto a lo que pueda suceder en las once jornadas que faltan para acabar la fase regular en Segunda División A. Esos once partidos de una temporada que se quedó a medias por el parón con motivo del coronavirus tendrán ahora un ritmo elevado de exigencia y celebración. Es por ello que la entidad cuida la situación que se presenta con un plan B que apunta a jugadores del Cádiz B.

Álvaro Cervera empezó a organizar el trabajo colectivo cuando el confinamiento era una dura realidad. Una previsión en la que se contemplaba la presencia de canteranos con el primer equipo, como está siendo ahora el caso de los porteros Christian Arco y Juan Flere, el defensa Moi, los centrocampistas Javi Duarte y Sergio González, y el extremo Sergio Pérez.

Y más allá de este listado de promesas privilegiadas, desde el club se ha tenido sumo cuidado con lo que pueda suceder a partir del próximo domingo, Cádiz-Rayo Vallecano. Esto se traduce en que hay futbolistas del Cádiz B que están ejercitándose a pesar de que para ellos acabó la campaña en el grupo IV de Segunda División B. Saben que el filial no competirá hasta el próximo curso pero tratan de mantener un estado óptimo de forma. ¿Por qué? Muy fácil. Si en este periodo de competición hasta el 19 de julio Cervera sufre bajas que le generan un déficit importante en alguna demarcación, el entrenador tendría que echar mano al filial. Es por ello que en ese momento se agradecería que ese jugador ha entrenado de forma continuada para partir de un mínimo en el aspecto físico.

Evidentemente los jugadores siguen una pauta de trabajo marcada por los responsables de la parcela física del segundo equipo de la entidad, hasta que acabe la temporada que debido al Covid-19 este año se prolonga más de lo habitual. Ese plan B de andar por casa se ha gestionado según las posiciones de esas promesas y sabiendo en qué puestos hay más carencias en la plantilla profesional. De todas formas cualquier lesión puede variar el cálculo inicial si, por ejemplo, Cervera pierde a dos futbolistas de una misma demarcación.

Después de una buena temporada del Cádiz B, sus integrantes siguen enchufados para sumar en favor del primer equipo: el gran sueño y el objetivo hacia el que hay que dirigir todo el esfuerzo en estos momentos. Esos jugadores jóvenes trabajan en la sombra para cuando se pueda producir esa llamada de la necesidad. Todo sea por sumar en favor de un ascenso a Primera División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios