DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Segunda División B

Permanencia justa para el filial del Cádiz CF

  • El equipo alcanza el objetivo marcado en su primera experiencia en la categoría de bronce

  • Los amarillos tenían bien encauzada la salvación antes del parón por la alerta sanitaria

Idrissa y Pavón estrechan sus manos simbolizando el deber cumplido esta temporada. Idrissa y Pavón estrechan sus manos simbolizando el deber cumplido esta temporada.

Idrissa y Pavón estrechan sus manos simbolizando el deber cumplido esta temporada. / FITO CARRETO

La primera temporada del Cádiz B como equipo de Segunda División B será recordada por haber alcanzado uno de sus objetivos, la permanencia, en una campaña que nunca acabará en el terreno de juego como marcaba el calendario. La alerta sanitaria por el Covid-19 partió en dos un curso que a los amarillos les asegura seguir en la categoría. Se lo habían ganado sobre el verde pero también lo hubieran logrado por la decisión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), de concluir una temporada accidentada en la que no habrá descensos en Segunda B.

Cuando la vida se detuvo en el planeta fútbol el Cádiz B ocupaba la 11ª posición, siete puntos por encima de la zona de descenso y con buenas sensaciones tras vencer 1-0 al Talavera de la Reina. Era el punto de inflexión en el inicio de un periplo contra adversarios de la parte baja de la clasificación. De una forma u otra, el conjunto de Juanma Pavón tenía bien encauzado acabar lejos de los puestos peligrosos.

Además del objetivo resultadista y clasificatorio, hay que reseñar el salto dado por Sergio González y Javi Navarro, quienes esta campaña han estado más próximos al primer equipo que al filial. Un plantel profesional con el que también jugaron en Liga o en Copa del Rey los canteranos José Antonio Franco, Saturday, Javi Duarte y Sergio Pérez. Nieto fue convocado en una ocasión pero no llegó a jugar y Christian Arco es un habitual en el trabajo a las órdenes de Álvaro Cervera.

Por lo tanto se trata de una campaña muy favorable para el segundo equipo de la entidad por asegurar de forma histórica un segundo campeonato en Segunda B. Una categoría que ayuda mucho más en la formación final de los yogurines antes de optar a dar el salto al primer equipo.

La temporada ha tenido altibajos en el equipo de Pavón, si bien es cierto que nunca destacó en exceso por arriba ni preocupó por abajo. Se ha movido en fases ganadoras y otras no tanto. Quizás el sello lógico para un conjunto joven y con poca experiencia que ha encajado alguna que otra derrota más por pagar la novatada que por méritos del adversario de turno.

Con la permanencia ganada en el campo y certificada en el despacho por la finalización anticipada de la Liga, toca planificar la campaña 2020/21 con la sensación de que serán varios los meses que transcurrirán hasta que el nuevo Cádiz B se vuelva a ver las caras. A los dos meses del parón actual habrá que sumar alguno más hasta que se conozcan las nuevas fechas para la segunda aventura del equipo en Segunda B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios