Cádiz CF

El margen de mejora del Cádiz CF

  • El conjunto amarillo ya conjuga el verbo ganar mientras sigue engrasando la maquinaria

Sobrino protege el balón ante Murillo en Balaídos.

Sobrino protege el balón ante Murillo en Balaídos. / Salvador Sas/Efe

El Cádiz CF saborea la primera la primera victoria de la temporada 2021/22, la que abrazó con energía ante el Celta de Vigo, con la que además de ganar tres puntos obtiene la tranquilidad que desea todo equipo para poder asentarse en el campeonato.

El conjunto amarillo salió por la puerta grande 35 años después de la anterior y hasta ahora única victoria que había conseguido en el estadio de Balaídos en Primera División (por el mismo tanteador 1-2 en 1986). Tres décadas y media más tarde, dl Cádiz CF dio una vuelta de tuerca a la historia con un triunfo sustentado sobre la base de un sistema defensivo que funcionó con la máxima eficacia.

El resultado da oxígeno a un equipo que ofreció mejor cara el primera mitad que en la segunda. En los 45 minutos iniciales no sólo se empleó con orden exquisito en la misión de la destrucción sino que además arribó al área contraria y marcó dos goles.

Las dificultades llegaron tras el descanso, con una renta de dos tantos y un Cádiz CF metido demasiado atrás incapaz de traspasar la línea del centro campo. Lo pasó mal y la suerte que le faltó ante el Osasuna la tuvo frente a cuadro gallego.

Ganar era lo que importaba en el quinto intento, pero el entrenador, Álvaro Cervera, no se olvida de lo demás. Y lo demás es que si el Cádiz CF no hace algo más que defender, está condenado a padecer en exceso.

Se quejó el técnico de que su equipo no hizo un solo contragolpe en la segunda parte cuando el rival estaba volcado en ataque. "Tenemos que mejorar para salir a la contra", expuso minutos después del pitido final a modo de lamento aunque recalcó el buen papel de los suyos y el valor de los tres puntos.

Si hay algo de lo que suele beneficiarse el conjunto gaditano es de los espacios que deja el adversario. Lo hizo en el primer acto (la cabalgada de Choco Lozano en la acción del penalti es el ejemplo más palpable) pero tras le intermedio el Celta se creció por necesidad y porque no tuvo que vigilar su zona trasera.

El Cádiz CF no hizo daño cuando el partido estaba en la situación que más le gustaba pero acabó sufriendo una barbaridad. Cervera incidirá en ese aspecto en las próximas sesiones con la vista puesta en el exigente duelo contra el Barcelona el jueves 23 de septiembre (sexta jornada de Liga).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios