Cádiz CF

La empresa que cuida de los campos dice adiós al no poder aceptar una reducción del presupuesto

  • El club exige una rebaja del 25% a una sociedad a la que le debe 153.000 euros y los dos últimos meses

Comentarios 4

Extraño contraste el que vive el Cádiz durante estos días que da lugar a situaciones de lo más inesperadas. Mientras el primer equipo prepara la Liga en un complejo cinco estrellas con todo tipo de lujos en una de las zonas más caras del país, en las entrañas del club se cuecen situaciones complicadas como la petición realizada a la empresa que se encarga del mantenimiento del césped de los campos de El Rosal y el de Carranza. A Edén Bahía, que es el nombre de la sociedad, se le exige la reducción de un 25 por ciento del presupuesto, lo que esta empresa familiar ve inviable porque, entre otras cosas, el club le adeuda la friolera de 153.000 euros -incluidos en el concurso de acreedores- y el pago de los dos últimos meses.

El problema que se avecina es importante porque la sociedad vejeriega, de la que es única administradora Francisca Gilibert, lleva siete años realizando una labor más que eficiente en los terrenos de juego de hierba natural que utiliza el primer equipo y los de la cantera, y ahora no puede aceptar la reducción -según fuentes de la empresa sería la puntilla- solicitada por Santiago Pozas en nombre de la entidad cadista.

Las deudas que ha ido acumulando Antonio Muñoz en sus años al frente del club vuelven a dar la cara en este momento, pues Edén Bahía es otra víctima de esa mala gestión. Los 153.000 euros pendientes de los últimos siete años han provocado serios problemas de liquidez en esta pequeña empresa familiar, que, además, no ha percibido el pago correspondientes a los meses de junio y julio. No obstante, el estado de los campos sigue siendo muy bueno (a pesar de las continuas obras en Carranza), lo que han agradecido los entrenadores que han pasado por el Cádiz durante los últimos años.

Los operarios de Edén Bahía dejarán su trabajo a partir del próximo martes, por lo que si no se remedia esta situación los campos de césped natural podrían verse seriamente afectados por la falta de atención. La empresa vejeriega dedica muchísimas horas al día a los terrenos de juego, pendiente siempre de su estado en cualquier época del año después de cada entrenamiento y cada partido de cualquier equipo del club cadista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios