Cádiz CF

El impacto económico del ascenso del Cádiz CF a Primera División

  • El club recibirá una lluvia de millones, sobre todo por los derechos de televisión

Un operador con una cámara durante un encuentro en el estadio Carranza. Un operador con una cámara durante un encuentro en el estadio Carranza.

Un operador con una cámara durante un encuentro en el estadio Carranza. / Lourdes de Vicente

El ascenso del Cádiz CF a Primera División es un pelotazo a nivel deportivo, pero también en el plano económico. El conjunto amarillo tendrá la recompensa de enfrentarse a todos los grandes del fútbol español: Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla, Valencia, Athletic de Bilbao…

No cabe mayor motivación para el club, jugadores, técnicos y afición que tratar de doblegar a los gigantes, como ya ha conseguido en anteriores ocasiones a lo largo de su historia.

Para tratar de hacer frente a los mejores, dispondrá de un presupuesto mucho más alto que en años anteriores, aunque será de los más pequeños (si no el que más) del selecto grupo que forma parte de la élite.

El Cádiz CF será mucho más rico como club. Nunca tendrá tanto dinero como a partir de ahora, aunque a la vez será de los más modestos (si no el que más) comparado con el resto de sus contrincantes.

El inquilino del estadio Carranza derriba la puerta grande de Primera División en plena época de recesión originada en buena medida por la crisis del coronavirus. El balompié mueve cantidades ingentes de dinero, sobre todo en la máxima categoría. Subir de Segunda A a Primera supone un salto considerable, el que da la entidad cuatros años después de escapar de las cruentas garras de la Segunda B. De estar tieso hace cuatro años a hacerse rico con el acceso a la élite.

La diferencia es enorme de un escalón a otro, pero habrá qué ver cómo afectan los ajustes a la baja que se avecinan en el fútbol español (y mundial) para conocer con mayor precisión la cuantía de los ingresos del Cádiz CF en el curso 2010/21.

El sector futbolístico generará 80 millones de euros menos en el ámbito profesional (en Primera y Segunda A) por la reducción de la cantidad resultante de las retransmisiones por televisión, la subida del IRPF, la disminución de la recaudación por los abonos y las taquillas (la fecha de la vuelta de los espectadores a los estadios es toda una incógnita) y la inminente prohibición de patrocinios de casas de apuestas por iniciativa del Gobierno.

La negociación de los derechos de televisión deparará un riego de dinero menos voluminoso que el de años anteriores. El Huesca, en su estreno en Primera en la temporada 2018/19, se llevó 44,2 millones del reparto de la tarta televisiva (fue el conjunto que menos percibió).

El Cádiz CF, como recién llegado a la división más alta, será el club que recoja la cifra más baja, pero tiene toda la pinta de no llegará a la cantidad que tuvo el cuadro oscense por la contracción económica. La cosa podría quedarse en torno a los 40 millones. Nada que ver con los algo más de siete millones que le llegaba en Segunda A por la televisión. Ahora sería casi seis veces más.

En líneas generales, la entidad cadista pasará de contar con una partida de ingresos de algo más 14 de millones de euros en la división de plata a alcanzar una cifra que podría superar los 50 millones e incluso acercarse a los 60 es decir, cuatro veces más.

La marca Cádiz CF se fortacele con el club en Primera. Las posibilidades de ingresos aumentaran además por la publicidad, en especial en la camiseta.

Más ingresos se traducen en más gastos y en la opción de hacer inversiones. Las fichas de los jugadores y el cuerpo técnico se incrementarán de forma notable. Será también la oportunidad para el crecimiento del club, como por ejemplo en la inversión en la adquisición de más terrenos para la ampliación de la Ciudad Deportiva de El Rosal, en el término municipal de Puerto Real, un proyecto en el desde hace tiempo que trabaja el presidente, Manuel Vizcaíno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios