Cádiz CF

La prueba que demuestra que el Cádiz CF deja de contar con Sergio González

Sergio González, con el balón en un entrenamiento. Sergio González, con el balón en un entrenamiento.

Sergio González, con el balón en un entrenamiento. / Cádiz CF

La convocatoria del Cádiz CF para afrontar el encuentro contra el Huesca (segunda jornada del campeonato de Liga) sitúa a Sergio González en un escenario que ha cambiado por completo.

El canterano pasa de la felicidad a la cruda realidad en sólo una semana. De estar a no estar en un abrir y cerrar de ojos.

Tras recorrer un largo camino por las categorías inferiores y llegar a jugar con el primer equipo en Segunda División B y Segunda A, cumplió el sueño de debutar en la máxima categoría. El siguiente reto que encaraba era pelear por tener continuidad, pero todo apunta a que no podrá ser. Pasar del once inicial a desaparecer de la convocatoria en una semana es la señal del giro que ha dado todo en pocos días.

Sergio se estrenó en Primera por la puerta grande, con la titularidad en el choque de apertura frente al Osasuna, aunque la alegría no fue completa porque el conjunto amarillo sufrió una derrota en el estadio Carranza que amargó su retorno a la élite del balompié español.

El joven de 23 años jugó el que quizás ha sido su único partido en Primera esta campaña. El club le ha comunicado que tiene que salir cedido a una escuadra de la división de plata en busca de los minutos que ya no podrá tener vestido de amarillo. El hecho de que no disponga de un sitio entre los 23 convocados para el duelo que se disputa en El Alcoraz es el ejemplo palpable de que deja de contar de la noche a la mañana. Se queda fuera de una lista en la que sí está Saturday, central de filial.

El mensaje que el club le lanza al cartagenero es diáfano. Tiene que decantarse por una de las ofertas que le llegan de clubes de Segunda A porque antes que él entra en la lista un jugador del Cádiz B, en este caso Sarurday.

A la entidad cadista le urge que Sergio dé el paso y cambie de aires para así contar con una ficha libre que le permita realizar una incorporación. El canterano, ilusionado al máximo hace unos días, trata de asimilar su nueva situación y lo normal es que, si no hay otro giro, en las próximas fechas se una al proyecto de otro equipo en calidad de cedido una vez que los rectores de la entidad cadista le enseñan la puerta de salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios