Cádiz CF

Barral y Abdullah no siguen en un equipo con muchos cambios

  • Cordero anuncia que habrá numerosos movimientos en la plantilla "para dar una vuelta de tuerca y seguir en la línea del entrenador"

  • El club no ejecuta la opción de compra de Jona

Comentarios 5

El Cádiz se pone manos a la obra en el diseño del proyecto deportivo de la temporada 2018/19 y ya se han tomado las primeras decisiones. David Barral, Rafidine Abdullah y Khalifa Sankaré acaban contrato y el club no les va a ofrecer la renovación, según anunció ayer el director deportivo, Juan Carlos Cordero. Tampoco ejecutará la opción de compra de Jona, que regresa al Córdoba tras su paso por el equipo amarillo en condición de cedido el segundo tramo de la temporada.

Más de 20 futbolistas tienen contrato en vigor con el Cádiz pero Cordero avanzó que habrá salidas aunque sin adelantar nombres de los que pueden verse afectados. "El martes pasado nos sentamos Álvaro Cervera y yo para planificar la temporada, su línea es inculcar el trabajo, es muy exigente y va a seguir igual. Vamos a cambiar caras, dar una vuelta de tuerca, queremos hambre nueva y a seguir la línea del entrenador. Hay que renovar la plantilla".

"Siempre hemos sido claro con los jugadores, se trata de ver qué jugadores son los adecuados para la filosofía del entrenador", explicó Cordero antes de recalcar que "no todos los que tienen contrato van a seguir".

Eso sí, el objetivo será el mismo que el de años anteriores: la permanencia. "Si queremos vender humo es que no hemos aprendido nada. Hay que tener los pies en el suelo. A día de hoy tenemos mismo presupuesto o quizás menos porque hemos acabado en el noveno puesto. Tenemos estabilidad en la categoría y prestigio. Ojalá podamos lograr la permanencia como otros años, diciendo la realidad así podemos pelear por estar arriba".

David Barral estaba dispuesto a continuar pero la decisión del la dirección deportiva y el entrenador es su no renovación. El delantero sólo ha estado un curso en el conjunto amarillo, con un balance de nueve goles -seis en la Liga y tres en la Copa del Rey- en 34 partidos. Empezó con olfato goleador y mediada la temporada pasó a un segundo plano cuando Cervera lo dejó sin jugar varios partidos.

La salida de Abdullah era esperada porque nunca llegó a renovar. Se marcha después de dos campañas vestido de amarillo y azul en las que acumuló 72 partidos -37 en la primera y 35 en la segunda-. Destacó más en la 2016/17, en la que marcó tres goles, por ninguno en la que ahora termina.

Khalifa Sankaré pasó de ser titular en el centro de la defensa en el ejercicio 2016/17 a sufrir un año entero sin poder sin jugar inmerso en la recuperación de una rodilla de la que fuera operado el pasado verano.En el caso de Jona, el delantero se lleva el mal sabor de boca de no haber podido marca un gol en su segunda etapa en el Cádiz, nada que ver con la primera, cuando en Segunda B firmó 21 goles en la campaña 2014/15.

Una de las tareas que abordará Cordero en el mercado de verano es la contratación de al menos un par de delanteros. "Prioritario es todo pero lo más difícil es la parte de arriba, es lo más caro. Hay que tener un abanico amplio de jugadores".

Sobren la temporada que llega a su fin, Cordero la calificó de "extraordinaria", aunque "empañada al final porque al equipo le faltó en los últimos diez o doce partidos. Estuvimos 42 jornadas peleando pero le faltó al final. Quedó ese amargo final". En su opinión, el partido contra el Tenerife fue clave. "El destino nos marcó. Un rival que no tira a portería y en un disparo en el 92 te saca del play-off. Fue un mazazo. Y el equipo en Granada no dio su nivel". En general, la temporada en casa "fue de nota, pegamos el bajón fuera de casa".

Cordero no ocultó la realidad y admitió que no salieron bien lo refuerzos de enero. "La valoración del mercado de invierno es negativa", afirmó antes de reconocer además que "no nos sobrepusimos a la lesión de José Mari". En cualquier caso, el director deportivo recalcó que ni las limitaciones económicas ni las lesiones "son excusas".

Preguntado sobre el rendimiento de los delanteros, contó que salvo Carrillo los demás habían marcado goles ante de llegar al Cádiz". Dijo además que el Cádiz con Cervera "tiene virtudes importantes, como ser el equipo menos goleado", pero afirmó además que "a veces las virtudes se convierten en defectos porque cuesta llegar más a la portería contraria". Subrayó que el entrenador "es muy claro y vamos a muerte". Un año estuvimos en el play-off y el otro lo tuvimos muy cerca. Es la línea a seguir, firmes con las virtudes que tenemos defectos que hay que corregir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios