Cádiz CF

Lágrimas de tristeza pero sin reproche

  • Una marea amarilla de aficionados toma Granada y apoya hasta el final

Un seguidor cadista consuela a otro al término del encuentro del Nuevo Los Cármenes. Un seguidor cadista consuela a otro al término del encuentro del Nuevo Los Cármenes.

Un seguidor cadista consuela a otro al término del encuentro del Nuevo Los Cármenes. / álex cámara

La afición cumplió con su parte como siempre. Una marea cadista de seguidores, desplazados en autobuses y en coches particulares, tomó Granada desde mediodía y tiñó de de amarillo y azul las gradas del Nuevo Los Cármenes. Convencidos de que terminarían la jornada celebrando la clasificación del equipo para el play-off de ascenso a Primera División, los hinchas gaditanos silenciaron a los granadinos en los prolegómenos y durante buena parte de la primera mitad del duelo. Lógicamente se notaba, y mucho, qué escuadra se jugaba algo en el derbi andaluz.

Por desgracia, las lesiones de Jona y Barral, y posteriormente el primer gol de los locales, al borde del descanso, supusieron un jarro de agua fría que se dejó notar. Los demás marcadores, además, hacían presagiar lo peor. En la reanudación, no obstante, el empate de Carrillo generó de nuevo la ilusión, un quiero y no puedo que se fue al traste con el 2-1 y la sensación de impotencia de los visitantes.

Pese a todo, la afición cadista terminó aplaudiendo a los suyos y agradeciéndoles la entrega. Nada que reprochar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios