Cádiz | Ponferradina El Hércules, antes de la gloria

  • La Ponferradina ha regresado a 2ª A tras tumbar al equipo alicantino, al igual que hizo el Cádiz.

  • Los leoneses quieren ser atrevidos en busca de la permanencia, su único objetivo.

Comentarios 0

De Ponferrada a Segunda División A vía Alicante. El primer rival en Liga del Cádiz ha regresado a la categoría de plata dejando en última instancia fuera al mismo equipo con el que se cruzaron los amarillos en su último ascenso, el Hércules. La coincidencia que mañana les hace estar frente a frente en la nueva Segunda A. Los leoneses regresan para quedarse después de tres años en Segunda B en los que han vivido la realidad de un pozo que se hace más profundo si se alarga el tiempo de estancia.

El proyecto de la Ponferradina ha reforzado todas las demarcaciones para tratar de alcanzar el mínimo que exige un fútbol profesional total. Jon Pérez Bolo se mantiene en el banquillo después del éxito del ascenso tras ser subcampeón del grupo I de Segunda B. Cornellá, Cartagena y Hércules fueron las víctimas de la Ponfe en el play-off, fase de la temporada en la que se convirtió en el verdugo del grupo III.

La permanencia es, sin duda, el objetivo principal de la entidad, que con un presupuesto muy bajo lo celebraría como un ascenso a Primera. Los dirigentes tienen el límite salarial para el primer equipo entre los 4,5 y los 5 millones de euros, con un presupuesto total que supera en poco los 7 'kilos'.

La Ponferradina se planta en Segunda A con la apuesta de poner en liza un juego ofensivo en el que el dibujo estará adelantado, lo que quiere decir que los metros a la espalda de la defensa serán importantes y es algo que puede venir bien al Cádiz si es capaz de robar el esférico en la zona adecuada. Cuando los equipos rivales logren salir de la presión, la defensa y en concreto los centrales quedarán muy expuestos.

El proyecto deportivo ha apuntalado todas las demarcaciones. Manu García ha regresado para pelear la titularidad en la portería. En su etapa en el Marinaleda llegó a enfrentarse al Cádiz B en Tercera.

La defensa cuenta con el retorno de Luis Valcarce, tras siete años entre el filial y el primer equipo del Numancia. Sin embargo entre la inactividad debido a la rotura de su ligamento cruzado y el alto nivel de Ríos Reina, hay que esperar a ver la elección de Pérez Bolo. No obstante, Valcarce es una de las adquisiciones más sonadas de los blanquiazules.

En el centro del campo el equipo leonés se ha hecho con los derechos de un hombre importante como es Pablo Larrea, clave en el ascenso. Y, ¡ojo! el fichaje de Francesc Fullana, procedente del Atlético Baleares, puede dar que hablar porque parece ir de tapado. El balear ha sido el alma en Son Malferit, donde ha dejado un rendimiento excepcional y un espíritu admirable, que es lo que esperan ahora en Ponferrada.

La delantera cuenta con uno de los deseados de la categoría, Sergio Buenacasa. En El Toralín hay muchas esperanzas puestas en él. Asier Benito también ha llegado para reforzar el ataque de los de Pérez Bolo pero, a priori, no tendrá mucha importancia en el equipo.

Isi Palazón, extremo izquierdo de 24 años, está llamado a brillar en este equipo después de firmar una gran temporada culminando con un play-off en el que cortó oreja y rabo. Para él aumenta la competencia pero la afición sueña con su liderazgo para llevar al conjunto blanquiazul a la ansiada permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios