Cádiz CF Garrido es operado de una rodilla

  • El medio pretende estar recuperado para el inicio de la pretemporada

Garrido, en un entrenamiento. Garrido, en un entrenamiento.

Garrido, en un entrenamiento. / Julio González

Jon Ander Garrido se perdió la celebración del ascenso del Cádiz CF a Primera División porque el lunes 13 de julio iba a ser sometido a una intervención quirúrgica en Fremap Sevilla.

El mediocentro arrastraba una lesión de rodilla desde el pasado 21 de febrero, cuando se tuvo retirar durante la segunda mitad del partido contra el Sporting de Gijón correspondiente a la 29ª jornada de Liga.

Desde entonces no juega el vasco, que al final tuvo que pasar por el quirófano. El doctor Salvador Castillo emitió un parte médico que recoge el desarrollo de la operación llevada a cabo el lunes: "Se le ha regualarizado la lesión del cartílago y se le ha retirado una plica meniscal. De igual manera, se le ha practicado una infiltración con ácido hialurónico y factores de crecimiento in situ".

Garrido se lesionó de una rodilla poco antes de la paralización del campeonato y los sucesivos estados de alarma decretados por el Gobierno de España por la epidemia del Covid-19. El confinamiento al que estuvieron obligados todos los ciudadanos impidió al futbolista tratarse de su dolencia.

El pivote defensivo estuvo dos meses sin tener la oportunidad de someterse a pautas de recuperación. Cuando el Cádiz CF volvió a los entrenamientos, el jugador llevó a cabo un plan específico, fue tratado pero sufría un dolor bastante considerable que no le dejaba ejercitarse con normalidad.

Lo intentó de todas las maneras posibles e incluso golpeó el balón en sesiones desarrolladas en El Rosal, pero no pudo dar el paso al frente porque la rodilla afectada no le respondía.

El ex del Barakaldo se ha perdido once partidos (será 13 con los que restan) en el tramo decisivo de la temporada. Ha apoyado al equipo desde la grada y sus compañeros no se han olvidado de él. En uno de los últimos partidos, sacaron a relucir la camiseta con el número 5 el nombre de Garrido, un jugador querido en el vestuario y por la afición.

El centrocampista supera la intervención quirúrgica y desde ya empieza a correr el reloj para su vuelta al equipo. Si todo va bien, su intención es estar recuperado para poder empezar la pretemporada como uno más de la plantilla. No quiere quedarse atrás en la que será la temporada de su estreno en Primera División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios