Cádiz CF Carrillo, entre el Córdoba y el Nástic

  • El murciano, Mario Barco y Alberto Perea, con muchas papeletas para salir en enero

Carrillo cabecea el balón durante un entrenamiento. Carrillo cabecea el balón durante un entrenamiento.

Carrillo cabecea el balón durante un entrenamiento. / Fito Carreto

En el Cádiz CF trabajan a destajo y con absoluta discreción para tratar de apuntalar la plantilla con vistas a la parte más difícil de la temporada. De momento no se han producido incorporaciones pero el teléfono director deportivo, Óscar Arias, echa humo y antes del próximo 1 de febrero se espera la llegada de caras nuevas.

El primer paso para propiciar entradas es la apertura de la puerta de salida. Dos miembros de la plantilla ya cambiaron de equipo. Salvador Agra regresó al Benfica –club del que llegó cedido el pasado verano- antes de firmar por el Legia de Varsovia. El siguiente en hacer las maletas fue Karim Azamoum, cedido al Elche hasta final de temporada.

Las dos salidas se ajustan a la lógica. Los dos futbolistas que no continúan disponían de pocos minutos y ahora buscan más protagonismo en otras escuadras. Hay más jugadores que cuentan poco para el entrenador, Álvaro Cervera, que también pueden cambiar de aires antes de que acabe el mes de enero. Uno de ellos es José Ángel Carrillo. El delantero lo tenía hecho con el Reus en el mercado de verano pero los problemas del club catalán con el tope salarial que impone LaLiga impidieron su marcha.

El nombre de Carrillo vuelve a sonar con fuerza para su marcha y en principio hay dos equipos bien posicionados para llevarse al ariete: el Córdoba y el Nástic de Tarragona.

El Córdoba cuenta a priori con más opciones de hacerse con Carrillo. Faltaría por concretar, en el caso de que cuajase la operación, si su marcha es provisional como cedido hasta final de curso lo hace con la carta de libertad en la mano. Tiene contrato con el Cádiz hasta el 30 de junio de 2020.

El ariete apenas tiene sitio en el equipo –si acaso los minutos finales de algunos partidos- y la intención del club de reforzarse en las posiciones más cercanas a la portería contraria aboca a Carrillo a buscar hueco en el once pero de otro conjunto. Acumula 412 minutos esta temporada -271 en la Liga y 141 en la Copa del Rey- en los 14 partidos en los que ha participado –once del torneo de la regularidad y tres citas coperas- y ha marcado un gol, el que firmó contra el Deportivo de La Coruña.

La de Carrillo no es la única salida que se atisba en la delantera. Mario Barco tiene complicada su continuidad si se tiene en cuanta su trayectoria. Ha ido claramente de más a menos. Lleva más de tres meses sin participar en un partido de Liga y la no inclusión en la convocatoria en el envite frente al Granada fue la prueba de su difícil situación.

El atacante suma 361 minutos, la mayoría -353 en la Liga- Empezó la Liga como titular hasta que desapareció de las alineaciones. La última vez que jugó en el campeonato fue en choque ante el Nástic de Tarragona (octava jornada) pero la aportación más reciente se remonta al choque de vuelta contra el Espanyol, en el que, tras comenzar en el banquillo, se lesionó en la segunda parte cuando sólo llevaba ocho minutos sobre el césped.

El vínculo del navarro con la entidad cadista se extiende hasta el final de la temporada 2020/21 y podría quedar libre o salir en calidad de cedido. El Lugo, club en el que militó la pasada campaña, ha preguntado por él pero la cosa de momento no ha pasado de ahí. No es descartable que siga en el Cádiz si no encuentra otro destino, aunque sus posibilidades de jugar serían escasas si aterriza, como se prevé, otro delantero.

Alberto Perea también tiene papeletas para dejar el Cádiz. El mediapunta no está satisfecho porque juega poco y no vería mal cruzar la puerta de salida en busca de los minutos que no tiene en el conjunto amarillo. En el choque contra el Granada saltó al césped con el final al acecho en el que fue su regreso a la Liga, competición en la que no participaba por decisión del entrenador desde la undécima jornada (Lugo 1 – Cádiz 2). Desde entonces hasta ahora su aportación se había limitado a las dos citas de la Copa del Rey frente al Espanyol.

El manchego supera por muy poco los 200 minutos en el torneo liguero, en el que sólo fue titular en un par de compromisos (ante el Albacete y el Alcorcón) de los cinco en los que tomó parte (salió desde el banquillo frente al Oviedo, el Tenerife y el Lugo). Sólo estuvo en cinco duelos ligueros. Los demás minutos hasta llegar los 523 que acumula los distribuyó entre cuatro partidos de Copa, todos como titular (Tenerife, Zaragoza y los ante el cuadro periquito).

Albacete, Elche y Extremadura son los equipos que suenan como posible destino de Alberto Perea, aunque no es descartable que dé el salto a alguna Liga extranjera.

El Cádiz busca en el mercado de invierno en principio un delantero, uno o dos extremos y un central, aunque podría llegar algún refuerzo más en función de los movimientos que puedan producirse.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios