Cádiz CF

Búsqueda de soluciones por ahora sin todos los efectivos

  • Machís y Manu se incorporan al trabajo en una sesión de entrenamiento en El Rosal a la que no asisten Pantic y Jovanovic por motivos personales

Cervera camina cabizbajo con un balón mientras sus jugadores trasladan una portería. Cervera camina cabizbajo con un balón mientras sus jugadores trasladan una portería.

Cervera camina cabizbajo con un balón mientras sus jugadores trasladan una portería. / Marcos Piñero

La primera plantilla del Cádiz llevó a cabo este miércoles en la Ciudad Deportiva la segunda sesión preparatoria de una semana un tanto especial por el hecho de que el próximo fin de semana no tendrá que afrontar partido por la exclusión del Reus. Una semana igualmente diferente porque Álvaro Cervera ha decidido conceder tres días de descanso, de tal forma que tras el entrenamiento previsto para este jueves los jugadores podrán desconectar hasta el lunes, día previsto para regresar al trabajo.

En la búsqueda de soluciones para reconducir la situación, el entrenador ha priorizado acaso para descargar a los suyos de la fatiga física y mental que representa la competición. Unas minivacaciones de tres días seguidos a buen seguro deben servir para recargar las pilas.

Sin embargo, también con toda certeza el técnico continuará dándole vueltas en su cabeza a lo que debe hacer para que las aguas vuelvan a su cauce. Como muchas veces afirma, ni era normal cuando se ganaron siete partidos seguidos ni es normal llevar ahora tres sin vencer, sobre todo sin haberse medido a adversarios de los de arriba.

Las cábalas del preparador para dar con la tecla encontraron este jueves la complicidad de la incorporación a los entrenos de los dos futbolistas que permanecían concentrados con sus selecciones, Machís, con Venezuela, y Manu Vallejo, con el equipo español sub’21.

Cervera dispone de nuevo de casi todos sus efectivos, aunque en esta ocasión se ausentaron los serbios Djordje Jovanovic y Aleksandar Pantic, con permiso del club porque tuvieron que realizar gestiones burocráticas.

Con el regreso de dos de los hombres más importantes en el ataque amarillo, el entrenador empezará a preparar con tiempo más que suficiente el encuentro de la 33ª jornada de Liga, programado para el lunes 8 de abril contra el Zaragoza en el Ramón de Carranza. Un día más, el viento se convirtió en el desagradable invitado, dificultando en general los ejercicios y en concreto todos aquellos en los que el balón acaparaba el protagonismo.

Al margen de los citados jugadores balcánicos, la actualidad del plantel señala a algunos que arrastran molestias y se ejercitan a un ritmo diferente. Entre ellos destaca el caso de Garrido, que después de unirse a sus compañeros la pasada semana, pero no entrar en la lista para la contienda con el Córdoba, parece ir cogiendo ritmo poco a poco para volver a ser uno más.

El centrocampista vasco, siempre un pilar fundamental en los esquemas de Cervera, podría volver al once contra el conjunto maño. Las próximas sesiones determinarán si se encuentra listo para desempeñar sus funciones en el doble pivote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios