Partido Athletic - Tottenham del Trofeo Carranza El Athletic gana el Trofeo Carranza

  • El equipo vasco se convierte en el primer equipo femenino en ganar el torneo tras igualar la final en el minuto 94 y batir al Tottenham en la tanda de penaltis.

Las jugadoras del Athletic celebran el gol del empate. Las jugadoras del Athletic celebran el gol del empate.

Las jugadoras del Athletic celebran el gol del empate. / Lourdes de Vicente

Comentarios 2

El Athletic de Bilbao se convirtió en el primer equipo femenino en adjudicarse el Trofeo Carranza al imponerse al Tottenham en la gran final, resuelta en la tanda de penaltis tras igualar el cuadro vasco en el tiempo de prolongación y acabar el partido 1-1.

Hasta 14 penaltis fueron necesarios para decidir el campeón. El Athletic llegó a tener perdida la final en el tiempo reglamentario y en los penaltis (el Tottenham falló el quinto que le hubiese dado el triunfo). Desde los once metros ganaron las rojiblancas 5-4.

Las leonas empujaron desde el inicio con la clara intención de colocarse pronto con ventaja pero sus insistencia tuvo un efecto bumerán. Las inglesas, lejos de amilanarse, tejieron una eficaz telaraña sin olvidarse del ataque.

El primer y único acercamiento peligroso de las londinenses en toda la primera mitad se tradujo en gol. En el minuto 12, Neville sirvió un preciso servicio a Addison, quien libre de marca se internó en el área y no falló en el mano a mano con la cancerbera con un tiro raso con el que introdujo el balón en la portería junto a un poste.

El tempranero 0-1 fortaleció a un Tottenham que por momentos neutralizó el caudal ofensivo de las rojiblancas, que ni mucho menos se resignaron pese a las dificultades para conectar con Lucía García, su referencia arriba que entró poco en juego.

Por la banda derecha consiguió hacer daño Jone a cuentagotas. Eso sí, un centro suyo en el 24 casi acabó en gol tras un despeje defectuoso de una zaguera dirigido a su puerta que obligó a Becky Spencer a estirarse al máximo para desviar a córner.

El partido se volvió lento, al gustó de las inglesas. Sin rapidez se redujo la capacidad de sorpresa y emergió la opción de la estrategia. En el 32 vio muy cerca el empate el Athletic con un centro al área en el saque de una falta y una prolongación de cabeza que la arquera salvó de milagro casi en la línea de gol.

Entre balones a un lado y a otro, el tiempo voló hacia el intermedio con un escenario favorable al conjunto blanco tras un primer periodo equilibrado de dominio bilbaíno, aunque sin mordiente, y control británico.

La reanudación vino marcada por la tempranera lesión de Naz, recién incorporada al juego, que trastocaba los planes de las inglesas al tratarse de una jugadora muy vertical. La dolencia apuntaba a la rodilla.

El juego pasó en un ir y venir de un área a otra pero con poco peligro y sí mucha ansia por marcar por parte de las bilbaínas. Mientras tanto Addison de nuevo se acercaba a las inmediaciones de las vascas pero su tiro se iba a las nubes. La autora del único tanto hasta ese momento era una de las más activas.

Las ‘leonas’ empezaban a mover fichas en busca de un tanto que equilibrara las fuerzas. Erika accedió al terreno de juego para aportar frescura a un ataque que no existía hasta la línea de tres cuartos, si bien a partir de ahí se atascaba en un querer y no poder. En una buena contra en superioridad, Nekane eligió la peor opción al lanzar fuera desde el borde del área cuando otras compañeras esperaban en una situación de bastante más clara para batir la portería del Tottenham.

A falta de 20 minutos para la conclusión las inglesas reclamaron airosamente una agresión en la zona ancha de Eunate sobre Davison, que cayó al césped tras impactar una mano de la bilbaína en su rostro. Cada balón empezaba a jugarse con mayor intensidad; unas por buscar el gol que las llevara a los penaltis y otras por mantener la renta. Todo servía porque el fútbol es de listos y Peplow cayó al suelo en una falta y se pegó varios minutos hasta que se retiró a la banda porque había sido atendida. Una clara pérdida de tiempo que molestó a las jugadoras del Athletic.

El tramo decisivo se saldó con el lanzamiento de una falta que Eunate trató de colocar en una escuadra y un saque de esquina del cuadro inglés que acabó dando en un poste. 

Y en el penúmtimo suspiro (94’) Lucía García se aprovechaba de un despeje en corto de la portera para igualar y llevar la final a la tanda de penaltis.El torneo se resolvió desde los once metros y provocó que la monumental copa pusiera rumbo a xxx

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios