Cádiz

"Soy el único gaditano bajo las trabajaderas de Jesús de la Victoria"

  • El conocido cargador portará el Domingo de Ramos el paso de misterio de la hermandad de la Paz del barrio del Porvenir, después de dos años aspirando a formar parte de la cuadrilla de Antonio Santiago

Julio Rodríguez Gómez, conocido patero izquierdo de la cuadrilla de Ramón Velázquez, portará el próximo Domingo de Ramos el paso de misterio de Jesús de la Victoria, de la hermandad de la Paz del sevillano barrio de El Porvenir. Con ello ve cumplido un antiguo deseo que le ha llevado a aspirar durante dos años a formar parte de la cuadrilla que dirige el reconocido capataz sevillano Antonio Santiago.

-¿Cuáles fueron sus comienzos como cargador en la Semana Santa gaditana?

-Yo empecé como aguador de la primera cuadrilla que Ramón Velázquez dirigió en Afligidos y pasé a formar parte de la misma cuando cumplí los 17 años. Luego he cargado también con él los pasos de Columna, Victoria de Expiración, Dolores, la Patrona, Sanidad, La Palma, el Carmen y Sentencia, hasta que lo tuve que dejar por motivos de trabajo, ya que me tuve que trasladar dos años a Mallorca.

-¿Cuándo descubrió la carga a costal?

-Fue en Canarias, donde estuve un tiempo trabajando en mi oficio de cocinero. Allí unos amigos trianeros me invitaron a cargar a costal, que conservo, la imagen de un Crucificado en una salida extraordinaria. Después acompañé muchas veces a Ramón Veláquez a Sevilla a los ensayos de las cuadrillas de Amargura y del Dulce Nombre, con las que salía el Domingo de Ramos y el Martes Santos, respectivamente, llegando a ser contraguía a las órdenes de Alejandro Ollero.

-Y finalmente le llegó también el momento de cargar de nuevo a costal.

-Era una inquietud que mantenía y que aumentaba cada vez que capataces sevillanos acudían al restaurante Los Tarantos, donde trabajo. Mi jefe, Gabriel Gómez Campos, me presentó a su amigo Antonio Santiago, mi actual capataz, y decidí acudir a la igualá, donde se eligen a los nuevos miembros de ambas cuadrillas, que forman unas 100 personas y a la que aspiran otras 100. Después de dos años como aspirante he logrado entrar; iré en la séptima trabajadera. Me desplazo a ensayar todos los lunes, ya sólo queda el que viene y después la mudá (el traslado de los pasos del almacén a la iglesia, en este caso la parroquia de San Sebastián, en el barrio de El Porvenir).

-¿Ha notado muchos cambios en su relación con la cuadrilla?

-Desde el primer día me han acogido con mucho cariño y de monmento soy el único gaditano de la misma, porque ya hay otros siete aspirantes, aparte de los que cargan en las Cinco Llagas, El Cachorro y en Los Negritos.

-¿Cambia mucho de un sistema de carga a otro?

-Lo primero que cambia es el argot, que me he tenido que aprender. El costal es más cómodo para trabajar, sobre todo después de haber sido cargador en Cádiz, donde se sufre mucho. En la carga a costal está todo milimetrado, hasta el número de kilos a portar. Las piernas son las que más trabajan.

-¿Ya se ha planteado cómo vivirá el próximo Domingo de Ramos?

-En principio pienso irme a Sevilla el sábado, gracias al apoyo de mis compañeros de cocina Antonio Velasco y Nicolás Mínguez, y también Rafael Serrano y los hijos de Gabriel, Ignacio y Carlos, para dormir allí y estar descansado al día siguiente, ya que a las diez y media de la mañana tenemos que estar en la iglesia. La salida está prevista para las dos menos cinco de la tarde y la entrada para la una y seis minutos de la madrugada del Lunes Santo. Serán once horas y once minutos de recorrido. A la recogida estarán esperándome mi mujer, Montserrat Cabeza Barrio, y mi hijo Julio.

-¿Vería con agrado que en Cádiz se cargara también a costal?

-De lo que estoy seguro es que si así fuera nadie se iría a Sevilla. Aparte, es cierto que es mucho más cómodo para el propio costalero y permite continuar cargando con más edad que sobre el hombro. Por lo demás, yo creo que hay que ser respetuoso con los gustos y las preferencias de cada uno, teniendo siempre presente que lo más importante es lo que representan los titulares de cada hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios