Cádiz

"La única forma de salir del paro era crear un negocio"

Comentarios 2

El paro es un mal que afecta a una gran parte de la población gaditana, siendo Cádiz de las ciudades más afectadas por la situación laboral desfavorable.

A pesar de esto existen excepciones que confirman las reglas, como es el caso de José Antonio Domínguez Altamirano, un joven de 23 años que ante el preocupante estado de la economía ha decidido crear una pequeña empresa junto a Cristian Grimaldi, otro novel socio de 19 años.  

La Fábrica 23 es la denominación del nuevo establecimiento de gominolas situado en la calle Barrié. Un proyecto ambicioso que echó andar ayer, y con el que estos neoemprendedores pretenden erradicar el desempleo de sus vidas.

José Antonio recuerda que a pesar de haber estudiado un grado superior de Integración Social y estar ahora en el grado de Educación Social por la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia), apenas ha ejercido su especialidad. La única experiencia que avalan sus estudios son las prácticas realizadas en un centro de menores.

El empresario debutante afirma con convencimiento que "el que está dispuesto a dejar atrás el paro puede hacerlo sin problemas, la clave es la persistencia". Además, este joven oposita en la actualidad para la Policía Nacional y tiene un cargo de director provincial de Cruz Roja Juventud. "Pensé que la única forma de salir del desempleo era crear un negocio, no me iban a contratar en ningún lado con las circunstancias actuales", añade con resignación.

En el camino hacia este nuevo negocio nada ha sido fácil, la financiación ha supuesto el escollo más  arduo. "Desde las administraciones hay varias vías de ayuda, la mayoría microcréditos a un interés bajo y al ser jóvenes los bancos exigían un avalista, no ha sido fácil que nos dieran la línea de crédito", declara José Antonio, quien reconoce que ha necesitado el empuje de sus progenitores para superar el obstáculo del aval.

 "No habrá reparos en contratar a un ayudante en el futuro, ya que consideramos importante poner un granito de arena contra el paro", declara José Antonio junto a su socio con cierta sonrisa. La ilusión y los planes a largo plazo centran los primeros días de un negocio que deja a dos parados menos en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios