Ayuntamiento de Cádiz Un fondo tailandés traslada su interés por el hotel del Estadio Carranza

  • La situación del Estadio está pendiente de que el Pleno tome una decisión después de que la subasta quedara desiera en enero

Visión que se tiene desde la esquina de la tribuna con fondo norte de una zona donde se podría situar un restaurante del nuevo hotel. Visión que se tiene desde la esquina de la tribuna con fondo norte de una zona donde se podría situar un restaurante del nuevo hotel.

Visión que se tiene desde la esquina de la tribuna con fondo norte de una zona donde se podría situar un restaurante del nuevo hotel. / Jesús Marín

Una empresa dedicada a la gestión patrimonial de firma nacional pero que opera a través de un fondo tailandés es la última interesada en hacerse con la Tribuna del Estadio Carranza para construir un hotel.

Hace tan solo unos días, según ha podido verificar este periódico, la sociedad ha remitido un escrito al Ayuntamiento interesándose por esta superficie y solicitando, por ello, información sobre la situación actual y sobre el proyecto en sí para iniciar los estudios y negociaciones pertinentes.

En su comunicación, el grupo aporta información y documentación relativa a su capacidad económica y su volumen de negocio, revelando la fortaleza y la posibilidad inversora que dispone para hacer frente al proyecto contemplado en el Estadio.

Este nuevo interés por la Tribuna del Carranza llega precisamente en un punto en el que el proceso de venta se encuentra paralizado. En enero finalizó el plazo de la tercera subasta que llevaba a cabo el Ayuntamiento para enajenar este equipamiento. Y por tercera vez el proceso fue declarado desierto, ante la ausencia de ofertas.

Desde entonces, se está a la espera de que el equipo de gobierno resuelva qué hacer ahora con el equipamiento y qué proceso de venta abrir. A priori, la solución más lógica –sobre todo teniendo en cuenta el interés planteado por este fondo de inversión– es iniciar un proceso de venta mediante adjudicación directa, o bien abrir un nuevo proceso de subasta pero incorporando esa posibilidad de adjudicación directa (como de hecho ocurrió entre septiembre de 2016 y julio de 2017).

En cualquier caso, la propuesta tendrá que ser elevada al Pleno municipal, teniendo en cuenta que el pasado viernes se celebró la última sesión ordinaria del actual mandato corporativo y que las próximas campañas a las generales (que arrancan el 12 de abril, Viernes de Dolores) y municipales (que se iniciará el 9 de mayo) impiden que se celebren sesiones plenarias.

Lo que no podrá cambiar respecto a la operación que se ponga en marcha es, en ningún caso, el precio de tasación de la superficie, que se mantiene en los 9,8 millones de euros que se fijaron hace ya media docena de años y que se ha mantenido inalterable pese al avance de los años y a los distintos intentos fallidos por encontrar comprador.

Ya el equipo de gobierno intentó de cara a la última subasta flexibilizar un poco la operación, permitiendo que los 17.000 metros cuadrados en su totalidad no se destinaran a uso hotelero, sino que hasta el 49% de esa superficie pudiera tener los usos comerciales que permitiera el PGOU (salvo supermercado), manteniéndose el otro 51% como hotel de un mínimo de tres estrellas.

El nuevo interés por la Tribuna del Estadio para construir un hotel, por tanto, está sobre la mesa del equipo de gobierno. Y por delante resta responder a ese interés, convocar un pleno extraordinario para acordar la puesta en marcha de un nuevo proceso de venta, y unas elecciones municipales con un más que incierto resultado y, con ello, todo un abanico de opciones para formar el gobierno.

Los plazos, por tanto, no terminan de ser del todo favorables en el momento actual a una operación de este calibre. Pero independientemente de intereses partidistas o electorales, lo que parece evidente es que la ciudad vuelve a tener ante sí la opción de enajenar ese patrimonio actualmente sin uso para recibir a cambio 9,8 millones de euros que pueden servir de acicate a la hora de realizar inversiones o de seguir saneando las cuentas municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios