Ayuntamiento de Cádiz El hotel del Carranza queda en el olvido

  • El Ayuntamiento lleva un mes sin cerrar el expediente de subasta pública para el hotel de la Tribuna

  • Tiene que convocarse la mesa de contratación

Imagen del exterior de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza Imagen del exterior de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza

Imagen del exterior de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza / Julio González

Comentarios 13

El año en curso se inició con una noticia negativa para los intereses de la ciudad; la superficie de la Tribuna del Estadio Carranza que había vuelto a salir a concurso, con condiciones distintas a las anteriores ocasiones, seguía sin encontrar inversores interesados, lo que suponía la no llegada de 9,8 millones de euros de ingresos para la ciudad. Ante la mala noticia, el equipo de gobierno anunció que se iniciaría un nuevo procedimiento y se buscaría una nueva fórmula para lograr la enajenación de este espacio que lleva desde 2013 sin lograrse.

Mes y medio después, la situación en relación a este equipamiento no ha variado un ápice. Y lo que es más grave, el proceso de subasta pública cuyo plazo de presentación de ofertas concluyó el 2 de enero todavía no se ha dado por cerrado de manera definitiva. Un sencillo trámite formal que supone, a la vez, el paso previo a la búsqueda de nuevas soluciones y fórmulas o del inicio de cualquier nuevo procedimiento que intente sacar adelante la operación de habilitar allí un hotel de al menos tres estrellas y espacio comercial y hostelero.

En concreto, el trámite que sigue teniendo pendiente el Ayuntamiento es el cierre formal de las ofertas y, con ello, la declaración como desierta de la subasta pública de ese módulo del estadio Carranza. Fue el pasado 17 de enero (mañana hará un mes) cuando se convocó la mesa de contratación que tramita este procedimiento para confirmar que no se habían presentado ofertas y dar así por cerrado, sin éxito, este nuevo procedimiento abierto por el Ayuntamiento. Pero un error burocrático achacable al equipo de gobierno impidió que la mesa tuviera validez, quedando desde ese día pendiente una nueva convocatoria.

En concreto, según recoge el acta de esa reunión –a la que ha tenido acceso este periódico– el problema radicó en la ausencia a esa mesa de contratación del concejal delegado de Patrimonio, David Navarro, y a la presencia en su lugar de la concejal Ana Camelo que pretendió hacer las veces de presidenta de la mesa sin el pertinente decreto de delegación por parte de Navarro. Por tanto, la mesa quedó suspendida “por no estar válidamente constituida” a los cinco minutos de comenzar el acto.

Desde ese día sigue pendiente el cierre del proceso, como de hecho acredita la plataforma de contrataciones públicas del Estado, que mantiene a día de hoy como en fase de “evaluación” un procedimiento que por ahora permanece completamente paralizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios