SAILGP 🛥️ Toda la programación deportiva y cultural para este fin de semana

Cádiz

Responsables del control de la covid en las aulas

  • Los centros educativos trabajan en coordinación con el SAS para detectar cualquier caso sospechoso y evitar la propagación del virus

  • Cada colegio e instituto cuenta con un docente coordinador covid y una enfermera referente

Pedro Fernández, coordinador covid del IES Fernando Aguilar Quignon de Cádiz, junto a un cartel con las medidas adoptadas en este centro.

Pedro Fernández, coordinador covid del IES Fernando Aguilar Quignon de Cádiz, junto a un cartel con las medidas adoptadas en este centro. / Álvaro Jaén

La vuelta a las aulas este curso, tras el parón por el confinamiento del año pasado debido a la pandemia de covid–19, ha sido todo un reto. Había mucho miedo a la propagación del virus en este entorno y se establecieron una serie de instrucciones desde la administración sanitaria que cada centro ha tenido que aplicar adaptándolas a sus circunstancias, creando así un protocolo propio.

De este modo, en cada centro no universitario se ha creado la figura del coordinador covid, que suele ser el director o un docente del equipo directivo y es la persona de enlace con las familias de los alumnos y con el Servicio Andaluz de Salud.

Además, según el Plan Funcional Para la Actuación en Centros Educativos ante la pandemia de covid–19, elaborado por la Consejería de Salud y Familias, y que establece las acciones a realizar en los distritos y áreas sanitarias de Atención Primaria, se ha creado una red de enfermeras de referencia para la prevención, el seguimiento de casos, contactos y brotes (cuando hay tres o más alumnos contagiados en la misma clase) de covid–19 en los centros educativos, que permita el establecimiento de medidas para evitar la propagación del virus y, en definitiva, conseguir que las aulas sean lugares seguros.

Así, cada centro educativo no universitario (desde el primer ciclo de Educación Infantil hasta el Bachillerato, además de la Formación Profesional y Educación Especial) tiene asignada una enfermera referente que está en contacto continuo con el coordinador covid. Estas profesionales están coordinadas por otra enfermera referente en cada distrito o área sanitaria. Además, existe una enfermera referente por cada provincia que tiene contacto diario con las anteriores.

En el caso de Cádiz, el enfermero referente provincial es Ceferino Prieto, quien explica que en Andalucía hay un total de 400 profesionales de enfermería dedicados a los centros educativos con motivo de la pandemia y en la provincia de Cádiz, hay 58 (contando los referentes de distrito), repartidos entre las áreas sanitarias del Campo de Gibraltar (14), Jerez–Costa Noroeste y Sierra (22), y Bahía de Cádiz–La Janda (22).

Ceferino Prieto, enfermero referente provincial. Ceferino Prieto, enfermero referente provincial.

Ceferino Prieto, enfermero referente provincial.

Afirma que la ratio de asignación es de una enfermera por cada 3.300 estudiantes no universitarios; por consiguiente, cada una de estas profesionales se encarga de varios centros educativos, tanto públicos como privados y concertados. En la capital gaditana, hay tres enfermeras referentes para todos los centros educativos de la ciudad.

Ceferino Prieto apunta que, además del control y seguimiento de los casos de covid, las enfermeras están realizando una labor de promoción de hábitos de vida saludable y segura ante esta enfermedad.

Pedro Fernández es el vicedirector del IES Fernando Aguilar Quignon de la capital gaditana y su coordinador covid. Este centro abarca a unas mil personas entre toda la comunidad educativa (estudiantes, personal docente y personal de administración y servicios).

Pedro Fernández reconoce que inicialmente sintió cierto miedo ante la labor que tenía que desempeñar, pero asegura que "la respuesta de los compañeros y del alumnado ha estado a la altura y se notan los resultados". De hecho, en este instituto apenas ha habido contagios.

Sostiene que ha estado siempre apoyado por el director del centro y el resto del equipo directivo; juntos comenzaron a trabajar en el mes de agosto, para que cuando empezaran las clases estuviera todo preparado. Así, elaboraron un protocolo covid que incluye cómo debían acoger al alumnado, la cartelería que se iba a colocar o cómo se iban a organizar las aulas para que hubiera un metro y medio de separación entre los alumnos. Este protocolo establece también dónde poner los elementos de limpieza e higiene personal; la sectorización de los cuartos de baños para que cada grupo de alumnos utilice siempre el mismo, de forma que no entren en contacto distintos grupos; la ventilación de las aulas; la toma de temperatura aleatoria y la instalación de medidores de CO2.

La directiva estuvo trabajando durante las vacaciones para reestructurar el instituto: "Había que remangarse y lo hicimos. En agosto adaptamos el centro a las medidas covid que pensamos que eran las óptimas e hicimos acopio de material de limpieza y desinfección antes de septiembre para poder empezar el curso con todo preparado. Nos adelantamos y asumimos esa responsabilidad el equipo directivo; sobre todo el director, Nicolás Corchero, que se ha ido adelantando a todos los problemas".

Explica que "en algunos ciclos de FP, sobre todo de informática, en los que hay muchos alumnos, no podíamos asegurar la separación de un metro y medio, así que optamos por la modalidad de semipresencialidad. De este modo, la mitad de los alumnos acuden a clase de forma presencial en semanas alternas mientras que la otra mitad sigue las clases de forma telemática. Y a la semana siguiente, se cambian". Confiesa que es complicado atender a la vez a alumnos en las aulas y de forma telemática, porque a veces se encuentran con problemas técnicos.

Dispensador de gel hidroalcohólico en la entrada de un aula del IES Fernando Aguilar Quignon. Dispensador de gel hidroalcohólico en la entrada de un aula del IES Fernando Aguilar Quignon.

Dispensador de gel hidroalcohólico en la entrada de un aula del IES Fernando Aguilar Quignon. / Álvaro Jaén

Pedro Fernández cuenta que "además de las reuniones, supervisar el protocolo y controlar que todo se hace bien", su principal función consiste en "cuando aparece un caso sospechoso en horario escolar, asegurarme de que se le aísla en una habitación habilitada especialmente para ello y se avisa a la familia para que venga a recogerlo". Señala que "en este centro, sólo ha ocurrido 8 ó 9 veces en lo que va de curso y ninguna de ellas dio positivo".

Relata que tanto los casos sospechosos de covid como los positivos, los introducen en la plataforma digital Séneca, a la que tiene acceso el SAS. "Investigamos llamando a las familias para saber qué han hecho los alumnos 48 horas antes de presentar los síntomas y si en ese tiempo han estado en el centro, e indicamos qué personas son contactos estrechos. Si es un positivo asintomáticos, investigamos las 48 horas anteriores a la prueba PCR e identificamos a los contactos estrechos. Luego mandamos el listado al enfermero de referencia que lo traslada a Epidemiología. Ellos nos dan las indicaciones pertinentes sobre si hay que aislar algún alumno y gestionan las pruebas PCR para ver si los contactos estrecho son positivos".

Indica que el protocolo se ha ido adaptando y en la última modificación, para agilizar el proceso debido a la saturación que hubo en el mes de enero en el SAS por el aumento de casos de coronavirus, se estableció que el propio centro es el que comunica las citas para las pruebas PCR e informa de los resultados negativos.

Pedro Fernández considera que en los centros educativos, "no está habiendo transmisión del virus y si la hay, es prácticamente nula". En el caso concreto de su instituto, detalla que han tenido 108 alumnos con sospecha, de los que 17 se han confirmado como casos positivos de covid. De ellos, cuatro se dieron antes de las vacaciones de Navidad, el resto después. Estos 17 positivos han generado 107 contactos estrechos y, de ellos, sólo 2 dieron resultado positivo en las pruebas PCR. Quiere resaltar que "esto no asegura que el contagio se haya producido en el aula, porque los chicos después de las clases realizan otras actividades". Explica que se consideran contactos estrechos los que han estado a menos de un metro y medio de distancia o más de 15 minutos sin mascarilla en un lugar cerrado.

Pedro Fernández: "Hemos conseguido que la transmisión el virus en nuestro instituto sea prácticamente nula"

Teniendo en cuenta estos datos, el coordinador covid del IES Fernando Aguilar Quignon sostiene que "el protocolo ha funcionado. Estoy muy orgulloso porque gracias al apoyo de toda la comunidad educativa, hemos conseguido que la transmisión en nuestro instituto sea prácticamente nula, de menos del 2%". Detalla que además de los 17 casos referidos anteriormente, ha habido otros nueve que no requirieron una actuación, ya que eran alumnos que habían enfermado en periodo vacacional o que llevaban una semana sin acudir al centro cuando dieron positivo, por lo que no fue necesario aislar ninguna clase.

Insiste en que el protocolo ha funcionado "porque hay una concienciación del profesorado, que está muy encima de que se cumplan las normas", y manifiesta su satisfacción con la actitud del alumnado, "que se está portando de diez".

La labor que realiza el coordinador covid requiere una dedicación más allá del horario escolar, "porque tenemos que atender las urgencias cuando surgen, ya sea un fin de semana o día de fiesta, y a la hora que sea. Es complicado y una responsabilidad porque está en juego la salud de las personas del centro y tenemos que evitar que haya contagios. Es un poquito estresante", reconoce Pedro Fernández. Pero cree que "de momento, la experiencia está siendo buena".

Otra función que ha desempeñado este coordinador covid ha sido la de gestionar los test de antígenos que han tenido que hacerse los alumnos de ciclos formativos del IES Fernando Aguilar Quignon antes de comenzar sus prácticas en empresas.

Pedro Fernández también se encargó de atender los requerimientos de Epidemiología para hacer los listados por edades del profesorado y personal de administración y servicios para las distintas fases de vacunación.

Este docente quiere agradecer a la enfermera referente que tienen en este centro, Petronila Ariza, de Barbate: "Está muy implicada y tenemos una comunicación muy fluida con ella".

Por su parte, la enfermera referente del distrito Bahía de Cádiz–La Janda está de acuerdo en que la experiencia en los centros educativos está siendo "muy positiva". Resalta, especialmente, el hecho de que están consiguiendo hacer promoción de hábitos saludables entre los menores, que es una función importante dentro del trabajo de enfermería en Atención Primaria pero la presión asistencial que tienen en los centros de salud no les había permitido realizarla hasta ahora: "Por primera vez, nos hemos visto trabajando con la escuela, que es un ámbito interesante para hacer promoción de la salud".

Se muestra satisfecha porque se ha conseguido el control de la covid en los centros escolares y que las aulas sean lugares seguros: "Cuando hay un caso sospechoso, lo apartamos cuanto antes para minimizar el riesgo de extender el virus dentro del aula y se ha conseguido que apenas haya contagios en las aulas". Asegura que los centros han funcionado muy bien en general y han sido muy receptivos ante cualquier propuesta de mejora. "Está siendo una experiencia muy positiva", concluye.

Datos de la pandemia en los centros educativos

El enfermero referente covid provincial, Ceferino Prieto, detalla que desde el inicio del curso hasta finales del mes de abril, en la provincia de Cádiz se han cerrado 405 aulas y 11 centros por la pandemia. Hay que tener en cuenta que en esta provincia hay un total de 15.895 aulas de todos los niveles educativos no universitarios. Por otro lado, ha habido 18.500 casos sospechosos de estudiantes, 1.376 de profesores y 189 entre el personal no docente. En cuanto a casos confirmados de covid, ha habido unos 3.200 entre los alumnos, 596 entre profesores y 92 del personal de administración y servicios. En total, se han detectado 35.000 contactos estrechos desde el mes de septiembre hasta finales de abril, y todos ellos han tenido que estar diez días en aislamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios