La atención sanitaria

El reparto de las plazas del MIR, camino del desastre

  • La elección telemática decidida por el Gobierno podría acabar en el Tribunal Supremo

  • Sindicatos médicos alertan de la saturación de trabajo hasta septiembre de los residentes de segundo y tercer año

Un examen del MIR en una imagen de archivo Un examen del MIR en  una imagen de archivo

Un examen del MIR en una imagen de archivo / D.C.

La asignación de plazas de la Formación Sanitaria Especializada (FSE) sigue generando polémica. Tras haber sido expuestas las preocupaciones y peticiones de los médicos (que no estudiantes, como decía el ministro Salvador Illa) a los responsables del Ministerio de Sanidad, la elección telemática sigue siendo la apuesta de este organismo para la elección de plaza. No es la primera polémica de este accidentado MIR: se redujo el número de preguntas y la duración del examen con el pretexto de que los opositores se agotaran menos durante el examen, pero esta medida dio lugar a que existieran más opositores en la misma puntuación, incrementando la importancia del azar.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) mantiene que esta elección online obligatoria es de "muy dudosa legalidad" pudiendo llegarse a impugnar la orden de la convocatoria ante el Tribunal Supremo. El CESM mantiene que la obligatoriedad de la elección telemática requiere que los más de 7.000 opositores que han obtenido plaza (en mayor número para médicos y enfermería) tengan recursos informáticos suficientes para realizarla, lo cual no se ha comprobado.

La impugnación paralizaría la entrada de los nuevos residentes, por lo que llegar al Tribunal Supremo es la última opción legal.

Esta paralización supondría un daño al sistema de salud que, a todas luces, ya se va a producir este verano. Como muy pronto y si no hay problemas legales, los residentes se sumarán a los recursos humanos ya disponibles en septiembre. ¿Qué significa esto? Significa que los sanitarios, tan aplaudidos y agotados tras meses de lucha contra la covid, deberán doblar turnos y guardias esta temporada estival para suplir la falta de nuevos médicos en formación, tan necesarios en los hospitales. "Los Mir de segundo y tercer año van a tener que doblar turnos de guardia, con el cansancio y sobrecarga asistencial que ello conlleva para estos profesionales", afirma Vicente Matas, de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Revista Médica.

Ante esta situacion se multiplican las quejas en redes sociales, con cientos de mensajes que se preguntan como es posible que se pueda acceder a barras de bares o a casinos y no se pueda tener una elección de plaza justa y con garantías. Esta elección de plazas telemática supondría que muchas plazas podrían quedarse sin cubrir (si finalmente se rechazan una vez asignadas) y muchos médicos se quedarían sin plazas, alerta el personal sanitario. Plazas que quedarían vacantes durante los años que hubiera durado la formación del sanitario que la hubiera ocupado. Sindicatos y academias de preparación al examen MIR se han unido a estas protestas.

Frente a las quejas, el Ministerio de Sanidad ha publicado un documento para resolver las dudas que pudieran existir frente a este procedimiento telemático. Como alternativ, se insiste en organizar este reparto de plazas en las subdelegaciones del gobierno en Cádiz provincia, lo que reducidiría de forma sustancial el número de personas en cada centro, frente a la sede única del Ministerio de Sanidad en Madrid.

En la provincia de Cádiz hay algo más de un centenar de plazas pendientes por cubrir por parte de estos profesionales en los hospitales públicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios