DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El coronavirus en Cádiz Los hospitales de la provincia pueden perder un centenar de médicos por el retraso en la asignación de plazas del MIR

  • El Gobierno no sabe aún cuándo se integrarán en la red pública los nuevos residentes

Personal sanitario del Hospital Puerta del Mar Personal sanitario del Hospital Puerta del Mar

Personal sanitario del Hospital Puerta del Mar / Julio González

Los hospitales públicos de la provincia de Cádiz se quedarán sin un centenar de nuevos médicos, en plena pandemia del coronavirus, que debían integrarse en la red sanitaria a finales de este mes. 

Todos ellos son profesionales que aprobaron el examen MIR el pasado mes de febrero y que según el calendario del Ministerio de Sanidad debían de iniciar su trabajo como residentes (R-1) a lo largo de este mes de mayo. Sin embargo, el estado de alarma paralizó todo el proceso administrativo de asignación de plazas, que aún no se ha realizado, por lo que los cerca de 8.000 futuros residentes para toda España siguen estando en el limbo en cuanto a su situación laboral más inmediata.

El inicio de la actividad sanitaria de estos nuevos médicos coincide siempre con el final del proceso de aprendizaje de los residentes del último año. Al no producirse la renovación de personal, los hospitales no podrán contar con residentes de primer curso, que realizan una importante labor de apoyo en la atención hospitalaria.

Los hospìtales de Cádiz, Puerto Real, Jerez de la Frontera, Algeciras y La Línea habían ofertado 109 plazas para los R-1, la mitad de ellas en el Puerta del Mar, como centro de referencia de la provincia.

Tras muchos bandazos, el Ministerio de Sanidad pretende, salvo cambios de última hora, realizar la asignación de plazas para los MIR de forma telemática (siempre ha sido presencial, acudiendo miles de aspirantes a las nuevas plazas a Madrid) se supone que a lo largo del mes de julio, por lo que los residentes de primer curso comenzarían a trabajar a lo largo de agosto o septiembre próximo.

Si se cumple este calendario, esto significaría que durante tres o cuatro meses los centros sanitarios perderían a un personal muy necesario, especialmente tras la incidencia de contagios que están teniendo los médicos por la pandemia del coronavirus.

A fin de evitar este vacío se plantea la posibilidad de realizar contratos puntuales de médicos para este periodo, aunque a fecha de hoy y a pocos días de la salida de los residentes del último curso no hay nada concreto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios