CONTENIDO PATROCINADO

Como quitarte el pelo corporal sin necesidad de depilarte

  • No necesitas cera ni pinzas para acabar con el vello corporal, existen otras soluciones más eficaces y menos dolorosas

Como quitarte el pelo corporal sin necesidad de depilarte

Como quitarte el pelo corporal sin necesidad de depilarte

Cuando se acerca el verano, sobre todo, es cuando más comienzan los problemas por el dolor que causa. Sabes qué significa quitarse todo ese vello corporal que va saliendo con el paso del tiempo, sea en las piernas, los brazos, las axilas u otras partes del cuerpo. El resultado es genial, pero puede ser algo especialmente molesto.

De hecho, el resultado en ocasiones tampoco es tan bueno como debería. La depilación puede conseguir una piel muy suave durante más tiempo, pero también puede causar fuertes reacciones en la piel. Esta puede quedar muy irritada, y eso al final resulta más un problema que una solución.

Pero no desesperes si quieres acabar con el cabello corporal, porque existen formas de hacerlo que dan muy buenos resultados y que no son para nada tan molestas como la depilación. Aquí vamos a ver las opciones más interesantes, cómodas, rápidas y resultonas. Te adelantamos que el dolor es cosa del pasado, y que aquí vas a poder dejarlo atrás por completo gracias a nuestras recomendaciones.

Acaba con el vello corporal sin tener que depilarte 

La mejor forma de acabar con el cabello corporal sin depilación es con el afeitado. Son cuestiones completamente opuestas, y eso implica que, aunque puedan dar un mismo resultado final, el proceso sea totalmente distinto.

La depilación acaba con el pelo de raíz, mientras que el afeitado corta la parte que queda a la vista, pudiendo conseguir un acabado de lo más parecido. De hecho, es esta opción la que vamos a tratar porque es la más aconsejable para quienes quieran evitar todas esas molestias que pueda causar la depilación.

¿Y cómo? Hablando de las recortadoras de pelo o afeitadoras eléctricas. Estas máquinas, cuyos modelos más destacados puedes ver en webs como mundoafeitado, se encargan de hacer fácil todo este proceso de eliminación del vello, ya que tan solo tienes que pasarlas y acabar con él. Es así de simple, aunque requiere llevar a cabo algunos pasos previos.

Recorta previamente y evita roces

Para que la máquina pueda trabajar adecuadamente y sin atascos, hay que recortar el cabello previamente, reduciendo todo lo posible su longitud, aunque sin excederse. Así, la afeitadora podrá hacer su trabajo mucho mejor, recortando el pelo de forma adecuada y dándote los resultados que buscas.

Por otra parte, también es interesante que humedezcas el pelo que queda, o al menos uses alguna sustancia que facilite el corte del pelo. De esta forma, evitas que la máquina que recorta pueda trabarse, dé tirones o que incluso pille partes de la piel, cosa que podría ser especialmente dolorosa.

Cuida la piel tras el afeitado

Una vez acabes de afeitar todo el pelo con el que querías acabar, tienes que seguir ciertos procedimientos para cuidar tu piel. Es importante que la calmes con algún jabón para limpiar o con alguna crema hidratante, cualquier producto que pueda relajarla en caso de que muestre síntomas de irritabilidad tras el corte.

Hay pieles especialmente sensibles, a las que no les sienta nada bien el paso de una cuchilla que corte el pelo. Asimismo, hay pelos que pueden presentar más complicaciones, de ahí que sea tan necesario mimar bien la piel al terminar. Solo así podrás disfrutar bien de ese recorte realizado, incluso lucirlo si vas a playas o piscinas.

Usa la máquina adecuada

No puedes usar cualquier máquina para cortar el cabello corporal. Por una parte puedes encontrar las afeitadoras convencionales, que se usan de forma manual; por otra, tienes máquinas eléctricas pensadas precisamente para el vello corporal. Ni que decir tiene que estas últimas son las más aconsejables.

Se puede optar por el corte manual en caso de no tener dinero suficiente para comprar una eléctrica o querer ahorrar; pero lo más recomendable es usar estas máquinas eléctricas especializadas. Así, se realiza el procedimiento de forma mucho más rápida y, además, con la certeza de obtener el resultado más preciso.

A partir de ahí, el resto es bien sencillo. Tienes que realizar el afeitado con cuidado, pasando siempre por todas las zonas con detenimiento, sin prisas y sin apretar. De hecho, si son zonas especialmente sensibles, debes ir con sumo cuidado y asegurándote siempre de hidratar bien y de tratar tas cortar. Son las partes en las que más problemas pueden surgir por culpa de el vello más rebelde.

Puedes acabar con el vello corporal sin necesidad de pasar por una dolorosa depilación. El afeitado puede ser una muy buena solución para piernas y otras partes del cuerpo, por lo que te aconsejamos probarla si no te convence para nada depilarte. Como opción es bastante interesante por el ahorro de dolor y por la rapidez, además de por la comodidad. Si, además, usas una buena máquina, lo tendrás tremendamente fácil.