Cádiz

El puerto de Cádiz inicia tras el verano su mayor revolución en un siglo. Así afectará a la ciudad

La ciudad romperá en unos años la reja que la separa del suelo portuario.

La ciudad romperá en unos años la reja que la separa del suelo portuario. / Julio González

El puerto de Cádiz se prepara para un inicio de curso, tras el final de las vacaciones de verano el próximo septiembre, que va a ser esencial para su desarrollo más inmediato y para asentarse como uno de los puertos que más crecen de todo el sistema público español.

La Autoridad Portuaria trabaja en tres frentes distintos que, en su conjunto, conformarán una nueva forma de conectar los muelles con su ciudad, permitiendo la expansión de ésta hasta unos límites hasta ahora insospechados, tras haber agotado casi el cien por cien de su suelo urbano.

La reurbanización del muelle Ciudad, la reforma integral de la zona de ocio, y los nuevos usos del muelle de contenedores Reina Sofía, son las tres patas directamente relacionadas con la capital. Una cuarta, si acaso más vital en cuanto al movimiento portuario, se centra en la culminación del nuevo puerto de contenedores y el fortalecimiento de la Cabezuela, especialmente con la llegada del ferrocarril.

Para sacar adelante esta ambiciosa apuesta, la de mayor calado desde hace más de un siglo, es esencial contar con la aprobación del Plan Especial del Puerto de la Bahía de Cádiz, cuya entrada en vigor permitirá acelerar la integración urbana de más de 335.000 metros cuadrados de suelo portuario, además de garantizar la preservación de la actividad portuaria.

Ya el pasado mes de mayo Puertos del Estado dio su visto bueno al documento elaborado por la Autoridad Portuaria de Cádiz. Esta misma semana se ha remitido toda la documentación para que la Junta de Andalucía, que ya lo había aprobado de forma provisional, lo ratifique igualmente y, de esta manera, pueda entrar en vigor.

Teófila Martínez, presidenta de la Autoridad Portuaria, indicó a este diario que la previsión es que la Junta firme el Plan antes de que concluya este mes de agosto o, como mucho, a principios de septiembre. Será entonces cuando la APBC pueda activar diversas obras.

Uno de los primeros pasos a dar, según indica Teófila Martínez, es preparar el concurso para licitar, de cara a 2024, el macroaparcamiento que se construirá en uno de los extremos del muelle de contenedores, junto al espigón de San Felipe. La capacidad prevista ronda los 1.000 coches, en un plan consensuado con el anterior gobierno municipal.

También pretende la APBC que se agilicen de una vez por todas los permisos para construir un hotel en las antiguas instalaciones de Puerto América, donde una empresa lleva ya años esperando para levantar un complejo de cinco estrellas, el primero de esta categoría en la ciudad. Es el consejo de ministros el que debe dar el visto bueno a esta actuación, pero lleva ya muchos meses sin aprobarlo.

A la vez, con el Plan Especial aprobado se podrá avanzar en el diseño de todo el espacio ciudadano que quedará tras la salida de los contenedores. Hasta el muelle Ciudad son más de 300.000 metros cuadrados.Este suelo tiene un desarrollo público y privado que, por su magnitud, se tardará unos años en ejecutar. En el mismo habrá cabida para equipamientos relacionados con el ocio y la hostelería, el comercio y la industria limpia conectada con el mar, y especialmente con la náutica.

El proyecto inicial prevé grandes espacios abiertos para facilitar el tránsito peatonal e incluso no descarta la llegada del tranvía metropolitano. Igualmente incluye una gran plaza para la celebración de eventos al aire libre.

Siempre habrá hueco para la construcción de un Museo del Mar, uno de los proyectos que tiene pendiente Cádiz desde hace más de tres décadas.

Pendiente del muelle de contenedores

Esta operación se podrá ejecutar en su totalidad una vez concluya la puesta en uso de la nueva terminal de contenedores, lo que nos sitúa en el marco de 2025. Todo este proceso de urbanización se alargará hasta el muelle Ciudad. Ya el gobierno ha autorizado una inversión de 80 millones para la segunda fase del nuevo muelle y la conclusión del túnel de acceso al mismo.

Aquí la APBC ya tiene aprobado un proyecto específico que permitirá la conexión directa con la trama urbana, rota desde los años 50 del pasado siglo cuando se levantó la verja del muelle.

En este caso la intención es iniciar el proceso para la ejecución de las obras una vez concluyan la Gran Regata y la Sail GP, que ocuparán buena parte de los muelles de la ciudad hasta el mes de octubre.

El muelle Ciudad, que mantendrá como toda la dársena de la ciudad su papel como puerto de atraque de las decenas de cruceros que llegan cada año a Cádiz, verá como desaparece en buena parte la vieja verja. Se crearán espacios de paseo peatonal, con áreas de descanso y sombra, así como establecimientos hosteleros para complementar todo el equipamiento. Igualmente se remodelará el actual carril para las bicicletas.

Se quiere iniciar la licitación de esta fase antes de final de año.

Tras el verano los promotores de la nueva zona de ocio en el inicio del paseo Pascual Pery esperan iniciar las obras de un espectacular complejo, que los inversores denominan como ‘Calachica Sunset Bar’, con la idea de que esté en uso en el verano de 2024, con una inversión inicial de dos millones y la creación de un centenar de puestos de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios