La vivienda en Cádiz

Las promociones de los Chinchorros y Accame activan su construcción

  • El sector privado vuelve a tirar de la vivienda 

  • Están en el aire 618 pisos en el Puerta del Mar, que saldrían adelante si, tras la pandemia, se recupera el proyecto del Hospital Regional

Trabajos en el edificio de Residencial Nuevo San José. Trabajos en el edificio de Residencial Nuevo San José.

Trabajos en el edificio de Residencial Nuevo San José. / Lourdes de Vicente

El sector de la construcción vuelve a activarse en la ciudad y lo hace con la fuerza que había alcanzado en los últimos cuatro o cinco años, muy por encima de las actuaciones públicas casi limitadas a las ejecutadas, con mucho esfuerzo, por la empresa municipal Procasa.

Tras el parón inicial provocado por el estado de alarma, las principales promociones de la ciudad que se habían quedado paradas o ralentizadas o que aún no se habían iniciado vuelven a activarse lo que, en cierta medida, permite dar una sensación de normalidad a un sector laboral, el de la construcción, que en la capital perdió 259 empleos durante el mes de marzo, cuando un año antes y en el mismo periodo había creado 71 puestos de trabajo.

De todas las obras que ya se han activado destaca por su calado y por los años que ha estado paralizada, la de los Chinchorros, como popularmente se conoce a esta zona de la ciudad.

Bajo el nombre de Residencial Nuevo San José, ya se está trabajando en el afianzamiento de lo que se había construido en la fase anterior, teniendo en cuenta que las primeras obras se iniciaron hace unos quince años y que el proyecto llevaba parado desde hace varios ejercicios. El diseño del complejo de viviendas se ha modernizado tanto en el diseño de las 92 nuevas viviendas como en el de la fachada del conjunto.

La empresa promotora, ligada a CaixaBank, ya inició hace unas semanas el proceso de venta de los pisos que, en su momento, alcanzó un buen ritmo.

En el mismo polígono de San Juan Bautista queda una parcela por edificar que es propiedad de Procasa. La empresa pública ya la tiene prevista en un cronograma que la pandemia de coronavirus ha afectado de lleno, por lo que todo dependerá de las disponibilidades presupuestarias para el próximo ejercicio.

El Ayuntamiento está trabajando también para agilizar todos los trámites administrativos que permitan concluir la reurbanización de este polígono, que se inició hace ya más de treinta años. Aquí también juega un papel importante la iniciativa privada.

Para el teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila, la reactivación de este proyecto ha sido prioritaria debido al calado social que tenían, tras años de parón en las obras, y la necesidad de activar económicamente una zona de la ciudad con un importante deterioro urbano.

A esta operación se le unirá en su día la transformación del viejo cementerio en un parque y equipamientos públicos.

Obras de derribo en el chalé de Accame Obras de derribo en el chalé de Accame

Obras de derribo en el chalé de Accame / Lourdes de Vicente

Cerca de esta zona se inicia ahora una nueva promoción. Va a ocupar el antiguo chalé de Accame, que fue también la consulta del doctor Casanova, en la trasera de la parroquia de San José. Aunque lógicamente por la superficie a ocupar es un proyecto con menos viviendas que el de San Juan Bautista, la operación tiene un evidente interés urbanístico pues se actúa sobre un espacio que lleva pendiente de ordenación desde hace más de treinta años y donde, en la etapa de gobierno local del PSOE, se llegó a plantear la continuación de la calle María Auxiliadora hasta llegar a la plaza del Árbol.

Inmobiliarias del calado de Comunidades del Sur o del promotor Enrique Arroyo han impulsado las nuevas promociones que en los últimos cinco años se están ejecutando especialmente en el casco antiguo.

Frente a estas operaciones que vuelven a animar un mercado tan importante para la economía de la ciudad, hay promociones que siguen paralizadas desde hace incluso más de diez años.

Una de ellas está directamente relacionada con la construcción del nuevo Hospital Regional y la ejecución de 618 pisos en el solar del Puerta del Mar. Tras descubrir las administraciones la importancia de la sanidad pública tras la pandemia tal vez se animen a reactivar la construcción del centro médico y, con ello, las nuevas viviendas.

En Tabacalera hay 188 pisos también pendientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios