medio ambiente

La política energética de Kichi, modelo en The Guardian

  • El periódico británico pone como ejemplos en gestión eléctrica a los ayuntamientos de Cádiz y Barcelona 

  • "Los gaditanos son el auténtico motor de esta transición energética", declara José María González

José María González, en la planta fotovoltaica de Eléctrica de Cádiz. José María González, en la planta fotovoltaica de Eléctrica de Cádiz.

José María González, en la planta fotovoltaica de Eléctrica de Cádiz. / Julio González

El periódico británico The Guardian pone como modelos de política energética los proyectos desarrollados por los ayuntamientos de Cádiz y Barcelona en los últimos años. Una políticas -señala el artículo de Stephen Burgen- que no son ajenas al hecho de que ambos consistorios surjan de una misma "marea" social. Power to the people destaca cómo ambas ciudades se han convertido en "distribuidores de electricidad, borrando intermediarios, y han comenzado a instalar paneles solares en edificios públicos con la idea de llegar a ser autosuficientes". 

"El hecho de tener una compañía eléctrica propia, Eléctrica de Cádiz, fundada en 1929, en la que el ayuntamiento participa con un 55%, convierte a la ciudad en una anomalía -explica el periodista-. Desde 2017, esta compañía abastece a todo el consumo municipal y en torno al 80% del individual a partir de energías renovables". 

Una política que -asegura a la cabecera el alcalde de la ciudad, José María González- no hubiera sido posible sin la implicación ciudadana: "Los  gaditanos son el auténtico motor de esta transición energética". 

Burgen recuerda que "en torno a un 40% de la electricidad en Andalucía procede de renovables, de parques eólicos o solares como el de San Roque, que cuenta con 67.000 paneles", así como el hecho de que Cádiz es la "provincia más  pobre de la región más pobre de España, y una de las más depauperadas de la Unión Europea. Un cuarto de la población de la ciudad está en paro", señala. 

Bajo el mandato del actual alcalde, "el medio millón de los beneficios generados por Eléctrica de Cádiz se han invertido en prevenir los casos de 'pobreza energética' en la ciudad": "Los beneficios se invierten en Cádiz: no van a parar a Qatar o a paraísos fiscales", apunta el alcalde, que se muestra convencido de que las políticas sostenibles en la ciudad fueron claves a la hora atraer hasta la zona a Torrot, el fabricante de vehículos eléctricos, con un proyecto que permitirá la creación de 200 trabajos. "En una ciudad donde la industria naval se retrotrae a época fenicia, los astilleros también se han diversificado hacia la construcción de plataformas eólicas marinas", comenta Burgen, que señala que la capital gaditana se ha embarcado además en un programa de educación energética destinado a crear "letrados energéticos", y en el que se enseña a estar alerta ante contratos abusivos y a ejercer de consumidores responsables.

Respecto a la actuación del Ayuntamiento de Ada Colau en Barcelona, se menciona la puesta en marcha de la iniciativa Barcelona Energía (BE), que se encarga de comprar electricidad producida por renovables directamente a la fuente. En enero de este año, BE comenzó a suministrar energía de forma individual a los hogares. 

Burgen termina el artículo recordando que el llamado "impuesto al sol" -puesto en marcha por el Partido Popular, y derogado el año pasado por el gobierno de Pedro Sánchez- frenó el desarrollo de la energía solar en el que se estaba convirtiendo en un país líder en energías renovables. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios