Ayuntamiento de Cádiz

El pleno regresa a medio gas

  • Seis meses después de la última sesión ordinaria, no se abordarán algunos asuntos destacados

  • Adelante Cádiz y PSOE llevan menos mociones que las permitidas

Votación en el Pleno de Organización celebrado el pasado mes de julio.

Votación en el Pleno de Organización celebrado el pasado mes de julio. / Jesús Marín

El Salón de Plenos del Ayuntamiento abrirá mañana sus puertas para volver a acoger una convocatoria ordinaria seis meses después de que se celebrara la última. Y lo hará para acoger un debate que a priori se presenta a medio gas, dejando pendiente para otra convocatoria algunos de los asuntos de mayor trascendencia para la ciudad en la actualidad y sin agotar siquiera el número de propuestas que cada grupo puede presentar.

Curiosamente, ni Adelante Cádiz ni el PSOE han presentado a esta convocatoria ordinaria el número de propuestas que le habilita el Reglamento Orgánico (tres por cada grupo y una más por cada cinco componentes que tenga el grupo). El grupo que gobierna presentará nada más que dos mociones, en lugar de las cinco posibles; y los socialistas tres, y no cuatro como le permite el reglamento. En ambos casos, hay que señalar que cada formación presentaba otra propuesta (la tercera de Adelante Cádiz y la cuarta posible del PSOE) referida a la emergencia climática, pero se han convertido en una declaración institucional que previsiblemente se aprobará por unanimidad sin debate alguno.

En el debate plenario de mañana no se abordarán puntos de trascendencia para la ciudad y muy de actualidad como el convenio que necesita aprobar el pleno para la cesión de la superficie de los depósitos de tabaco necesaria para que la Junta avance en el proyecto de la Ciudad de la Justicia, o el texto del convenio definitivo para desarrollar el plan de la Plaza de Sevilla. Ambos asuntos están pendientes de aprobación del pleno municipal, entre otros muchos trámites que tienen por delante.

Tampoco se abordará en esta convocatoria ordinaria la nueva tramitación del contrato de limpieza, pendiente desde julio de salir de nuevo a licitación tras tumbar el primer proceso el Tribunal de Contratación y exigir que se realice con los plazos y trámites normales, lo que demorará durante varios meses el proceso de adjudicación.

Estas ausencias serán suplidas por puntos como el apoyo a las limpiadoras de los astilleros de la Bahía de Cádiz o a la escuela pública (las dos mociones que presenta Adelante Cádiz), o instancias a la Junta de Andalucía para otorgue partida presupuestaria en 2020 para el nuevo hospital (el PP) o para que confirme el traslado de Educación a Valcárcel (el PSOE).

Atendiendo a estas cuestiones, a priori el pleno de mañana supondrá un regreso a medio gas al debate de las cuestiones ordinarias de la ciudad, seis meses después de que la anterior Corporación diera por finalizada su labor.

No obstante, será un pleno denso en su orden del día, con nada menos que 55 puntos. Esto se debe, fundamentalmente, a ese medio año de parálisis en el que aquellos trámites y cuestiones que requieren de la aprobación del pleno han estado esperando.

Así, aparecen una batería de propuestas que llegan desde la Alcaldía, la Junta de Gobierno Local o las delegaciones municipales. Entre ellas, la modificación puntual del PGOU respecto al edificio Ciudad del Mar, para permitir o facilitar la construcción del hotel proyectado; la modificación de las ordenanzas fiscales que regulan los impuestos sobre Bienes Inmuebles y sobre Construcciones, instalaciones y obras (de hasta el 50% de IBI para las viviendas que instalen energía solar y hasta un 95% en las obras e instalaciones); la ordenanza que regula las tarifas del agua; el requerimiento de desalojo del yacimiento arqueológico de la Casa del Obispo; o la entrega a Emasa del aparcamiento subterráneo de la Tribuna del Carranza.

Una de las cuestiones que estará más presente en el debate de mañana es la situación actual del Instituto Municipal de Deportes, foco de numerosas críticas y problemas en los últimos meses y respecto al que cada grupo de la oposición presenta una moción similar para dar solución a las numerosas deficiencias que presentan en la actualidad las instalaciones deportivas de la ciudad.

A todos estos puntos (catorce en total) se le une otra batería de informes y comunicaciones que deben abordarse en Pleno, aunque no vayan a suponer –en principio– debate alguno. Un apartado donde también es visible el largo período de tiempo que lleva sin reunirse de manera ordinaria el Pleno. Así, por ejemplo, se dará conocimiento de nada menos que 3.768 decretos de Alcaldía y de concejales delegados que se han firmado entre el pleno de marzo y el de septiembre; o de los acuerdos de hasta 23 reuniones de la Junta de Gobierno Local, sin contar las de este mes de septiembre (desde el 15 de marzo a la del 30 de agosto).

La Corporación, por tanto, recupera mañana la plena actividad que abandonó en el mes de marzo. Y a juzgar por el orden del día elaborado para la sesión, todavía lo hace a medio gas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios