La limpieza en Cádiz

La plantilla de Sufi Cointer lleva dos años sin mejorar su convenio

  • UGT denuncia “la posición inamovible” de la UTE con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo

Un vehículo de la limpieza, ante el centro comercial Bahía de Cádiz.

Un vehículo de la limpieza, ante el centro comercial Bahía de Cádiz. / Lourdes de Vicente

La última amenaza de movilizaciones en el servicio de limpieza urbana de la ciudad se remonta al año 2018, cuando la falta de acuerdo amenaza con huelga que quedó olvidada con una mejora salarial y con el compromiso de que en el año 2019 se negociaría el nuevo convenio (que ya entonces se pensaba que gestionaría la nueva concesionaria de un servicio que a día de hoy sigue en proceso de adjudicación). Dos años han pasado ya desde el inicio de esas negociaciones, que según ha denunciado el sindicato UGT no está dando fruto ninguno, con el consiguiente perjuicio para la plantilla de trabajadores.

Desde este sindicato se ha denunciado “la posición inamovible desde hace más de dos años” por parte de la UTE formada por Cointer y Valoriza en la negociación colectiva. “Las numerosas reuniones mantenidas por la plataforma de convenio han sido totalmente infructuosas, ante la sinrazón de la empresa”, denuncia UGT, que teme que ante la casi segura imposibilidad de que ninguna de esas dos empresas renueven el contrato con el Ayuntamiento –al ser Adif la empresa adjudicataria, a día de hoy– “les de absolutamente igual el futuro laboral de la plantilla”.

Esta situación genera un impacto claro en los trabajadores: “Desde finales de 2019 no se actualizan las tablas salariales, y, por tanto, se acrecienta día a día la pérdida de poder adquisitivo de la plantilla”, como señalan desde el sindicato, que de igual forma denuncia “un significativo deterioro en el servicio que se presta, dado que la empresa no está cubriendo ninguna de las bajas que se originan en la plantilla”, ya sean por enfermedad, por asuntos propios o las que se producen después del verano por disfrute de las vacaciones en meses distintos a los habituales. “Además, por la obsolescencia de la maquinaria en general y la antigüedad y el deterioro de muchos de los equipos”, añaden.

Llega a denunciar UGT “contratos en fraude de ley pertenecientes al personal eventual” que habrían sido detectados por la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social, “que ha obligado a la empresa a que estos trabajadores pasen a ser fijos de plantilla”. Por ello, exige también el sindicato “la regularización sin más dilación empresarial, a hacer efectiva en la totalidad de los trabajadores eventuales afectados”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios