Cádiz

La "pesadilla grande" de la salmonelosis

  • Pilar Prada ha estado hospitalizada ocho días por la intoxicación alimentaria del bar Grimaldi Hoy acudirá a Comisaría a declarar Aún no sabe si va a denunciar

Comentarios 5

"A pesar de todo, nadie me va a quitar de comer tortilla, ¿eh?". Pilar Prada Barroso lanza este comentario riendo. "Hoy ya me puedo reír... Pero hace unos días estaba viviendo una auténtica pesadilla", reflexiona en voz alta al percatarse de su risa. La gaditana, de 48 años, es una de las 114 personas afectadas por la intoxicación alimentaria provocada por consumir tortilla contaminada por salmonela en el bar Grimaldi durante el primer fin de semana de Carnaval. En concreto, fue el sábado 6 de febrero cuando la hija de Pilar (menor de edad) y ella compartieron un bocadillo de tortilla que adquirieron en ese establecimiento hostelero.

Con motivo de la salmonelosis, Pilar ha estado ingresada ocho días, desde el lunes 8 hasta el lunes 15. "Afortunadamente -como ella misma cuenta- el trozo más grande del bocadillo me lo comí yo", 'salvando' así a su hija de tener que ser hospitalizada, aunque la adolescente también padeció los síntomas de la enfermedad durante varios días. "Ella ha estado enferma pero no para ingresarla porque comió muy poco, no tenía hambre cuando compramos el bocadillo". "Menos mal que lo que yo he vivido no lo ha tenido que pasar ella", añade aliviada esta madre.

En la mañana de ayer, Pilar regresó al Hospital Universitario Puerta del Mar para hacerse una analítica, y lo hizo en compañía de su marido, el conocido chirigotero José Manuel Cornejo, más conocido como Chico Cornejo. "Ya me encuentro mucho mejor. Ya me puedo levantar y andar sin cansarme. Ha sido una pesadilla grande, grande. Ya noto que vuelvo a ser yo misma... ¿Es que sabes lo que es no poder tirar de tu cuerpo? A mí me cuentan esto y no me lo creo... Pero ya llevo tres días bastante mejor. Ahora tengo que esperar los resultados de la analítica para ver si está todo bien. A ver qué me dice la doctora", comparte cuando se le pregunta por su estado de salud.

Pilar acudirá hoy a la Comisaría para declarar ante la Policía en el marco de la investigación abierta por el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz para esclarecer si ha podido cometerse un delito contra la salud pública. Hace ya varios días que los afectados por esta intoxicación alimenticia comenzaron a declarar, y también lo hizo, como testigo, el dueño del bar Grimaldi. Acompañado de su abogado, el propietario acudió el pasado día 11 a la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, donde estuvo prestando declaración durante media hora ante la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Este medio contactó ayer con el propietario del Grimaldi, pero rehusó hacer declaraciones "por el momento".

Prada Barroso aún no sabe si interpondrá una denuncia: "La verdad es que aún no lo he pensado. Mañana (por hoy) iré a Comisaría y a ver qué me comentan allí. No sé si se está estudiando una denuncia conjunta o si los afectados están optando por denunciar de forma individual. No sé qué haré".

No obstante, espera que los culpables "paguen", ya que considera inadmisible que la salmonelosis derivara de prácticas de higiene incorrectas, tanto en la manipulación como en la conservación de los alimentos. También desea que un caso así "no se vuelva a repetir ni en ese sitio ni en otro". Y añade un tercer anhelo: "Que no nos queden secuelas a ninguno. Que todo el mundo se recupere y que esto quede como un mal recuerdo, porque olvidarlo no lo vamos a poder olvidar". La afectada lamentó entonces la muerte del joven de 26 años que padecía algunas patologías crónicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios