Patrimonio

¿Qué pasa con el patrimonio que se llevaron los Carmelitas de la iglesia del Carmen?

  • La Junta deniega a las Carmelitas Descalzas de Sanlúcar que trasladen las obras al Convento Museo que tienen en Úbeda, y debe pronunciarse sobre el traslado de las obras de la iglesia gaditana 

El altar mayor de la iglesia del Carmen. El altar mayor de la iglesia del Carmen.

El altar mayor de la iglesia del Carmen. / Julio González

Tras la resolución que la Junta de Andalucía ha dictado en la que deniega a las Carmelitas Descalzas de Sanlúcar su solicitud de trasladar al Convento-Museo de San Juan de la Cruz de Úbeda los bienes muebles del convento de Sanlúcar, todas las miradas recaen ahora en el patrimonio de la iglesia del Carmen de Cádiz, de donde ya han salido varias piezas de valor que los Carmelitas trasladaron a otras sedes.

Concretamente más de una decena de obras ya dejó de formar parte en el año 2017 de esta joya del barroco dieciochesco de la ciudad que fue declarada hace diez años Bien de Interés Cultural (BIC), y cuyo blindaje también incluía las 63 obras de arte del siglo XVIII que atesoraba el monumento. De hecho, según la Ley de Patrimonio Histórico ninguna de ellas pueden ser trasladadas, y mucho menos, sin informar a la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía como institución que vela por la salvaguarda del patrimonio. 

Tras la denuncia lanzada en los medios, la Delegación Provincial de Cultura recordó esto último y ante esta advertencia de la administración pública Juan Dobado, fraile carmelita del convento de Santo Ángel de Sevilla y responsable de Patrimonio de la orden se pronunció. Declaró entonces a este medio que “todas las obras inventariadas permanecen en su lugar original” y que las piezas trasladadas "no están inventariadas y pertenecen a los bienes de la comunidad". Ante esto, manifestó que podían trasladar las obras no inventariadas que consideraran oportunas, que en este caso eran obras localizadas en clausura, argumentaba. Hacía también referencia a la mejor protección de todas ellas en otras sedes de la congregación. 

En concreto, entre las piezas que se echaron en falta figuran el Cristo en marfil pertenecientes al ático del retablo del Niño de Praga y el Cristo del altar de la Dolorosa, que entonces se exponía en el convento de Santo Ángel de Sevilla; también salió del templo la Custodia del Manifestador; el Niño Jesús sedente de la capilla de Porta Coeli; un cuadro de la Sagrada Familia; otro del Salvador del Mundo; una pequeña Virgen del Carmen atribuida a Salzillo y una pequeña Virgen del Carmen del S.XVIII. Se llevaron del mismo modo la imagen de un Niño Jesús y de un San Antonio, aparte de una representación de la Transverberación de Santa Teresa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios