Coronavirus | Gaditanos en el extranjero

“He pasado el coronavirus en Suiza pero aquí aún no se lo toman muy en serio”

  • “Ya no tengo síntomas pero no me quieren hacer otra prueba para saber si aún puedo contagiar a alguien”

Hace ocho meses Jose, un gaditano de 35 años, decidió comenzar una nueva aventura profesional en Suiza, uno de los países con la renta per capita más altas del mundo, un paraíso en muchos aspectos pero también un lugar donde la sanidad está privatizada. Allí, en este escenario, en la ciudad de Basilea, la patria chica de Roger Federer, Jose se contagió del Covid-19, enfermedad que afortunadamente ya ha superado. “Mi ex pareja, que a la vez es compañera en el lugar donde trabajo, fue la primera en pillarlo y supongo que me lo pegó. El caso es que pasé unos días como con gripe, con algo de fiebre, tos y sobre todo dolores musculares. Como ya estaba algo mosca fui a hacerme la prueba, que me la pagué yo y me costó unos 500 euros, y dio positivo. Lo único que me dijeron es que me quedara en casa y eso hice hasta que me fui encontrando mejor”.

Jose trabaja en una gasolinera que también cuenta con un supermercado. Se encarga de hacer pan, pese a lo cual las autoridades sanitarias le comentaron que en diez días podía volver al trabajo como si tal cosa. “Aquí no tienen el cuidado de España, es como si todavía no se lo creyeran mucho, y eso que ya hay unos 8.000 casos. Pero cuando está el día bueno las calles y las plazas están llenas de gente”.

Jose reconoce que con el paracetamol le fue mejor para llevar el coronavirus. “Para bajar la fiebre también tomé ibuprofeno, pero empezó a dolerme mucho el pecho, así que los médicos me comentaron que mejor paracetamol y mucha agua, y que descansara”.

El pasado lunes Jose volvió a ir al médico y le comentaron que al estar asintomático le daban por curado. “Les pregunté que si no iban a volver a hacerme la prueba y me dijeron que no, que eso era solo para casos muy concretos. No sé, igual es que las tienen reservadas para los suizos. El caso es que yo ya me encuentro bien, sin síntomas, pero igual todavía tengo algo de carga viral y puedo contagiar a algunas personas. Así se lo hice saber pero nada, les dio igual. Es más, me dijeron que si estaba ya bien volviera al trabajo al día siguiente”.

Jose paga un seguro sanitario que sale de su propio sueldo, algo obligatorio en un país con un sistema sanitario donde prima lo privado. La enfermedad en su caso ha sido leve, aunque reconoce que su ex pareja aún continúa enferma y que lo ha pasado peor. “Supongo que esto variará en cada persona. Estoy oyendo que allí en España hay gente que lo pasa como una gripe gorda y otras personas jóvenes, con dos o tres años más mayores que yo, que se mueren. No lo sé. Yo por fortuna estoy bien y sólo espero que en mi tierra las cosas vayan mejorando”. Nosotros también lo esperamos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios