Cádiz

La niebla retrasa la llegada del 'Juan Sebastián de Elcano' a Cádiz

  • El buque escuela de la Armada española culmina en Cádiz su XCI crucero de instrucción

  • La demora en su llegada al puerto gaditano provoca la suspensión de las visitas programadas al mediodía

Los gaditanos esperan la llegada del Juan Sebastián Elcano /

La niebla que invadía este domingo a primera hora de la mañana la Bahía de Cádiz hizo que el buque escuela de la Armada española, el Juan Sebastián de Elcano, retrasara una hora y media su llegada al puerto gaditano. Este retraso provocó la suspensión de las visitas a este bergantín–goleta previstas para el mediodía.

La banda recibe al Juan Sebastián Elcano a su llegada a Cádiz. /

Autoridades civiles y militares recibieron al Juan Sebastián de Elcano en un acto presidido por el Almirante de la Flota, Manuel Garat Caramé. Y como cada vez que arriba este buque, cientos de personas, entre familiares y amigos de los miembros de la dotación, aguardaban con pancartas y mucha ilusión su llegada. La Unidad de Música del Tercio Sur de Infantería de Marina, con sede en San Fernando, amenizó la espera.

El Juan Sebastián Elcano, a su regreso a Cádiz El Juan Sebastián Elcano, a su regreso a Cádiz

El Juan Sebastián Elcano, a su regreso a Cádiz

Cuando el buque escuela comenzó a entrar por el muelle, el público empezó a aplaudir y a agitar las pancartas con los nombres de sus seres queridos para darles la bienvenida y que los vieran desde el barco. Se escuchaba también la voz de algún niño llamando con ilusión a su "Papi". Al acercarse el Elcano al borde del muelle, podían verse las caras de alegría de los miembros de la dotación que saludaban a sus familiares, a los que llevaban seis meses sin ver, desde que el buque escuela partiera de este mismo puerto el pasado mes de enero para comenzar su XCI crucero de instrucción. Cuando por fin bajaron a tierra, hubo lágrimas de emoción, besos y muchos abrazos.

Los familiares y amigos de Claudia Ruiz Martínez, la más joven de la dotación del barco, la esperaban con una pancarta de bienvenida y "una sorpresa que no se espera": una perrita que le han comprado. "Tenemos muchas ganas de verla, de abrazarla y achucharla", comentaban mientras aguardaban su llegada.

Lo mismo ocurría con la familia de Francisco Licinio, marinero de puente, que habían salido a las siete de la mañana de San Fernando para poder ponerse delante del barco e "intentar verlo nada más salir y que él vea la pancarta que le hemos hecho". La espera se les estaba haciendo eterna debido al retraso en la llegada por la niebla.

Los familiares de Cristóbal Fernández, panadero del Elcano, habían venido desde Málaga para recibirlo. "Lo hemos echado mucho de menos estos seis meses. Es muy duro", expresaba su padre.

Cuando el buque escuela atracó, los miembros de la dotación entonaron el Himno de la Armada y tras las últimas maniobras de los marineros con las velas, el Almirante de la Flota subió a bordo para dirigirse a la dotación y darle la bienvenida.

En el barco también llegaron a Cádiz varias personas invitadas, entre las que se encontraba el conocido cocinero José Andrés.

El Almirante de la Flota y el comandante del Juan Sebastían de Elcano, Ignacio Paz, atendieron a los medios de comunicación a bordo. Ignacio Paz comentó que el crucero de instrucción había ido "muy bien" y que llegaban "con la satisfacción del deber cumplido y la felicidad del reencuentro con los familiares". En ese deber cumplido incluía "la formación de los guardiamarinas y el apoyo a la acción del Estado español", además de cuidar por la seguridad del personal y el material. Recordó que habían sido 180 días de viaje, de ellos 135 en el mar y el resto habían "tenido la suerte" de visitar 14 puertos de ocho países distintos. Destacó el hito de haber cruzado el Atlántico íntegro a vela, desde Santa Cruz de Tenerife hasta las Islas Vírgenes, "un pequeño reto y una gran ilusión alcanzarlo".

Por su parte, Garat Caramé apuntó que en el año 2020, el buque escuela de la Armada dará la vuelta al mundo por undécima vez. Pero en este caso, "será la más larga que haya hecho jamás este barco", ya que tendrá una duración de un año y una semana.

Tras permanecer unas horas en el puerto de Cádiz, el Juan Sebastián de Elcano zarpó y emprendió su tránsito hacia la Base Naval de La Carraca, donde se le hará una puesta a punto y permanecerá atracado hasta el siguiente crucero de instrucción, que será en número XCII, previsto entre noviembre de este año y abril de 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios