DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Las consecuencias del coronavirus en Cádiz La salud mental del 46 % de los gaditanos está en riesgo por la crisis del coronavirus

  • Un estudio internacional revela que 6 de cada 10 españoles se han sentido en algún momento tristes, deprimidos o desesperados por el futuro

Hay personas que han llevado mejor el confinamiento que otros. Hay personas que han llevado mejor el confinamiento que otros.

Hay personas que han llevado mejor el confinamiento que otros.

Ahora habrá que esperar unos meses o incluso años para que podamos comprobar las secuelas que va a dejar entre los gaditanos el paso del coronavirus por nuestras vidas. Tantas horas de aislamiento, tantas horas de ausencia de contacto personal y tanta horas rodeadas por las mismas personas se suman a los miedos que nos han quitado el sueño durante estos 50 días.

Serán científicos y sociólogos los que tendrán ahora que estudiar de cerca la ciudadanía para ir recogiendo las cenizas de esta alerta mundial.

Las redes sociales han dado buen cuenta de esto y han sido muchos los gaditanos que han aprovechado la tesitura para mostrar de cara a miles de internautas no sólo sus dotes artísticas sino también las locuras más inimaginables que han dado buena cuenta del estado mental del gaditano, sobre todo en tiempos de crisis, algo que puede salvarnos de cualquier desastre al que la naturaleza quiera someterlos.

Y ya entrando en el terreno científico, un estudio internacional, liderado por la spin-off de la Universitat Oberta de Catalunya Open Evidence revela que la salud mental de un 46 % de los españoles está en riesgo por la crisis del coronavirus. La investigación, en la que han colaborado investigadores de la Universidad de Milán, la Universidad de Trento, la Universidad de Glasgow, la Universidad de Tillburg y la Universidad Nacional de Colombia, muestra que casi un 60% de la población en España necesita que «el gobierno no se centre solo en prevenir el contagio, sino también en evitar una importante crisis económica».

El proyecto de investigación, que consta de tres encuestas a ciudadanos de España, Italia y el Reino Unido distribuidas en tres semanas consecutivas, entre el 24 de abril y el 17 de mayo, tiene como objetivo evaluar los cambios de comportamiento de la población vinculados al estrés y al trauma en el marco de la pandemia y analizar la opinión de los ciudadanos sobre la comunicación y la respuesta que está dando el gobierno ante la crisis sanitaria.

Los datos recogidos en la primera encuesta, efectuada a 10.551 personas (3.524 en España, 3.504 en Italia y 3.523 en el Reino Unido) entre el 24 de abril y el 1 de mayo, muestran que la mayoría de la población, de entre 18 y 75 años, se ha sentido en algún momento triste, deprimida o desesperada por el futuro durante este periodo: un 67 % en España (un 13% se ha sentido así durante 5 - 7 días, un 22 % durante 3 - 4 días y un 32 % durante 1 - 2 días), un 59 % en Italia (un 13 % durante 5 - 7 días, un 18 % durante 3 - 4 días y un 28 % durante 1 - 2 días) y un 57 % en el Reino Unido (un 12 % durante 5 - 7 días, un 19 % durante 3 - 4 días y un 26 % durante 1 - 2 días). «Los datos dan una imagen relacionada con el impacto del confinamiento, que tendrá consecuencias sociales y de salud para las que tenemos que estar preparados», advierte Francisco Lupiáñez, investigador de la UOC y cofundador de la empresa derivada de la UOC Open Evidence, que ha participado en el proyecto. 

El análisis de estos datos junto con otros como el tipo de vivienda (de propiedad completamente pagada, de propiedad con hipoteca, alquiler, etc.), condiciones de vida (metros cuadrados de la vivienda, número de personas que viven en ella, presencia de niños en edad escolar), situación laboralingresos del hogar o ahorros, ha permitido a los investigadores obtener un indicador general del estado mental de los ciudadanos. Los resultados revelan que la salud mental del 46 % de los españoles está en riesgo. En el caso de Italia y el Reino Unido, es un 42 % y un 41 % de su población, respectivamente. 

La economía también importa

En los tres países, una gran mayoría de participantes coincide con la afirmación de que «el gobierno no debe centrarse solo en prevenir el contagio, sino también en evitar una importante crisis económica»: casi un 60 % en España y el Reino Unido. «En Italia, el apoyo a esta afirmación es un poco más elevado, alrededor de un 65 %, lo que refleja probablemente el grado de polarización del debate en internet en los tres países», señala Lupiáñez..

Los ciudadanos también han opinado sobre las medidas de desescalada. Alrededor de un 70 % de los españoles e ingleses, y casi un 65 % de los italianos, están de acuerdo con la declaración «el gobierno no solo debe comunicar a los ciudadanos qué hay que hacer para cumplir las medidas de seguridad, sino también explicar claramente cómo se está planificando la salida».

Tres olas de resultados sobre el impacto socioeconómico de la COVID-19

El estudio prevé tres olas consecutivas de encuesta a los mismos ciudadanos de los tres países. Ahora se ha publicado la primera tanda de resultados correspondiente a la encuesta que se hizo del 24 de abril al 1 de mayo.

El segundo sondeo, que analiza el impacto de la situación en la capacidad cognitiva, la percepción de riesgo, la confianza y el altruismo de los participantes, se acaba de efectuar entre el 2 y el 9 de mayo y está previsto tener los resultados durante la semana del 18 de mayo.

En cuanto a la tercera encuesta, que se realizará del 10 al 17 de mayo, pondrá el foco en la incertidumbre y los conflictos relacionados con la privacidad y el bien común, y los intereses individuales y colectivos relacionados con la distribución de los recursos. Los resultados se publicarán durante la semana del 25 de mayo.

Un algoritmo ha permitido analizar los datos de la encuesta 

La empresa derivada de la UOC Open Evidence, con más de veinte años de experiencia, está especializada en hacer investigación con macrodatos (big data) para analizar el impacto de diferentes factores en la sociedad. Su cofundador, Francisco Lupiáñez, explica que han elaborado y entrenado un algoritmo para analizar todas las variables sociodemográficas y socioeconómicas que se han recogido en la encuesta. La iniciativa ha sido financiada por Open Evidence y BDI-Schlesinger.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios